Más viñetas de Ramón sobre el cambio climático

13/07/2009

Las viñetas de Ramón en El País siguen constituyendo una recopilación segura de estupideces.

Aquí:

Yo soy un país rico porque llevo muchísimos años contaminando sin pagar nada a cambio.

No aclara a qué país se refiere: quizás escribe de forma genérica, o tal vez juega a que sus lectores lo adivinen. Seguro que contaminar sin pagar nada a cambio es la única razón de que ese país sea rico: ciencia económica de alta calidad. No aclara tampoco a qué contaminación se refiere, pero se supone por lo siguiente que es la emisión de dióxido de carbono, cuya categorización como contaminante está entre problemática y absurda.

Me acusan de calentar el planeta, pero yo lo niego y compro opiniones escépticas al respecto.

¿Pero no eran las malvadas industrias energéticas de los combustibles fósiles las que hacían todo esto? ¿Las acusaciones son ciertas? ¿Quién las hace? ¿Calentar el planeta es un crimen, algo malo con toda seguridad para todo el mundo en todas las circunstancias? ¿Hay alguna prueba de la compra de opiniones escépticas? ¿El escepticismo es malo? ¿Tenemos que creernos la versión oficial sin rechistar? ¿No hay algunos países comprando opiniones no escépticas al respecto?

Mi intención es llevar a la humanidad hasta el mismo borde del abismo climático.

Aquí la estupidez ya se desborda. Es dudoso que un colectivo como un país pueda tener intenciones como un ser humano individual. Ramón quizás no sabe o no considera aquí que además de las intenciones deseadas y previstas, existen consecuencias no deseadas, no previstas, efectos colaterales no intencionados. Es imposible conocer con absoluta certeza los contenidos concretos de la intencionalidad de un agente, como mucho pueden realizarse suposiciones inteligentes. La imputación de maldad catastrofista de Ramón muestra que su capacidad en este ámbito es más bien defectuosa: hay un país que activamente intentar causar una catástrofe climática que afecte a toda la humanidad. ¿Algún documento o prueba que demuestre este plan diabólico?

Ahora ya no me piden que pague: ahora soy yo el que digo: “¡¿Remamos todos juntos o no remamos?!”

¿Ya no le piden que pague? ¿Está seguro? ¿O sea que puede hacer lo que quiera? ¿Es Ramón un colectivista criticando una propuesta de acción colectiva?

Aquí:

“… Y el que venga detrás, que arree.” Dijo el pronuclear.

¿Algún pronuclear dice eso? ¿Podría dar algún nombre y cita específica? ¿Se refiere al presuntamente horrible problema de los residuos?

Aquí:

Frenar el calentamiento es muy fácil. Sólo tienen que dejar de contaminar.

Los sucios dicen que es imposible.

Porque no quieren cambiar.

¿Seguro que es tan fácil frenar el calentamiento? ¿Emitir dióxido de carbono es contaminar? ¿No emitir más dióxido de carbono no tendrá alguna que otra consecuencia no deseada, algún coste económico? ¿Él es limpio y se dedica a insultar a los demás llamándoles sucios?

Si no quieren cambiar, ¿por qué obligarles e ir en contra de sus preferencias?

Aquí:

¿Por qué los que han provocado el calentamiento siguen sin hacer nada?

El problema no es que no hagan nada. El problema es que no sienten nada.

¿Realmente no hacen nada? ¿Absolutamente nada? ¿Los costosos subsidios a las energías renovables, el gravar las emisiones de dióxido de carbono y las continuas campañas mediáticas moralizantes no son nada en absoluto?

El problema no es hacer o no lo correcto sino sentir o no: esto es típico de los imbéciles, que sustituyen todo lo que ignoran por lo mucho que sienten, y además acusan a los demás de no sentir nada (no de sentimientos inadecuados, sino de ausencia de sentimientos, como máquinas impersonales).


Ramón, el cambio climático y los transgénicos

09/05/2009

Ramón, viñetista de El País, no es precisamente un prodigio de inteligencia y rigor analítico:

Aquí compara al dióxido de carbono con un virus con colores muy feos, cuando en realidad es una sustancia inorgánica (pero esencial para la vida a través de la fotosíntesis) incolora e inodora. Y el humo que suele salir de las chimeneas industriales es vapor de agua.

Aquí asume que todo en el cambio climático es a peor. Sobre todo más feo,  o sea que es una cuestion estética.

Aquí asegura que los humanos ignoramos las consecuencias del cambio climático (él pretende conocerlas muy bien), que somos tontos porque no nos importa el deshielo del Ártico, y que tendremos que dormir con mosquiteras (realmente ridículo).

Aquí se alegra de que todo va a cambiar porque los previamente malvados estadounidenses con Obama por fin reconocen los graves efectos del CO2. Gravísimos, seguro.

Su “opinión” (por llamarla de alguna manera) sobre los transgénicos es más o menos igual de estúpida:

Aquí como una bomba nuclear genética.

Aquí muestra lo que le falta.

Es sólo una pequeña muestra, no pretende ser un análisis exhaustivo.