Entidades y propiedades

02/04/2011

Una entidad u objeto es algo distinguible, peculiar, diferente de su entorno y con cierta permanencia en el tiempo. Tiene unas propiedades esenciales que lo definen, unos atributos característicos que describen y determinan su naturaleza y su comportamiento en relación con otras entidades. Una entidad tiene cierta unidad, consistencia y coherencia, que la hace distinta de algunas cosas y semejante a otras.

Los electrones tienen carga negativa unitaria. Las fresas maduras son rojas y saben a fresa. Los diccionarios relacionan entidades y propiedades.

Un objeto tiene una cierta continuidad en el tiempo, puede cambiar dentro de un rango más o menos amplio. Un objeto tiene unos límites espaciales más o menos bien definidos, es de algún modo separable de lo que no es ese objeto. Las líneas o zonas de división o separación entre diferentes entidades no necesitan ser absolutamente rígidas, pueden ser flexibles y fluidas; en ocasiones las distinciones son meramente útiles, prácticas o convencionales. Una entidad implica una dicotomía entre ella misma y todo lo demás. Muchos dilemas del pensamiento son problemas de límites, y en ocasiones los límites son más interesantes y complejos que el contenido que demarcan.

Los seres vivos cambian constantemente manteniendo una cierta unidad. La tormenta no termina en una línea precisa. La piel se cae y deja de formar parte del organismo; los alimentos se asimilan parcialmente y pasan a ser parte del organismo. Las disputas entre propietarios de parcelas vecinas se reducen utilizando vallas, pero siempre queda el problema de la propiedad de la valla. Al principio hay un espermatozoide y un óvulo, al final de un proceso de desarrollo hay un ser humano adulto, pero es problemático establecer una delimitación precisa que indique cuándo hay una persona; la concepción parece instantánea pero es un proceso con cierta duración.

Una entidad tiene unas propiedades esenciales, fundamentales, inherentes, aquellas que no pueden faltar, que son necesarias e imprescindibles para su identidad, que la definen. Tiene también unas propiedades accidentales, no absolutamente necesarias. La identidad es el modo de ser, el conjunto de atributos, características, propiedades, que indican lo que es una entidad, que permiten su reconocimiento e identificación. Los conceptos del pensamiento humano captan entidades relevantes. Para el pensamiento una cosa es algo de lo que se puede decir algo y a lo que se puede asignar un nombre, palabra o etiqueta. Una entidad debe tener algunas propiedades relevantes y poder jugar un papel en alguna situación interesante. Una cosa tiene un cierto grado de identidad, una colección de propiedades que son más o menos constantes en su extensión espacial y temporal, que se aplican a la cosa como un todo. Una entidad útil no es simplemente parte de una entidad mayor con las mismas propiedades (no es media cosa).

El oro es amarillo y tiene una densidad precisa. Un balón de fútbol tiene un tamaño y un peso determinado, y debe estar hecho de un material que permita el juego, pero su color no es esencial. Existe el concepto de manzana, pero no hay un término simple para media manzana, o para una manzana atravesada por una flecha.

Una entidad puede surgir, evolucionar y desaparecer. Una entidad surge cuando reúne todas las propiedades esenciales. Una entidad evoluciona cuando cambia sus propiedades accidentales pero mantiene de forma continua sus propiedades esenciales. Una entidad desaparece cuando se pierde alguna de sus propiedades esenciales. Una entidad puede cambiar y transformarse en otra entidad. La aparición y desaparición de una entidad puede ser un proceso gradual, no algo repentino perfectamente delimitado.

Una estrella nace de la contracción de una nube de gas, se producen reacciones termonucleares que generan energía que se escapa en forma de radiación, se acaba el combustible nuclear y la estrella puede transformarse en otros objetos como una estrella de neutrones o un agujero negro.

Un atributo, propiedad, característica, cualidad, rasgo, nota, es un aspecto inteligible básico, algo observable, comprensible, distinguible, una unidad fundamental de descripción y diferenciación, una abstracción que constituye parte de la esencia de una entidad, la naturaleza de una cosa. Un atributo puede ser cualitativo o cuantitativo según la naturaleza de sus posibles valores.

Las cosas tienen masa, tamaño, duración, color. La altura puede cuantificarse (tantos metros) o cualificarse (alto, bajo).

Operacionalizar una definición es determinar la probable presencia de una característica mediante la realización de una prueba sobre una muestra representativa de propiedades más básicas.

Si mide unos diez centímetros, es amarillo con algo de negro, se puede pelar y el interior es comestible y sabroso, entonces es un plátano.

Algunas cosas son sustancias: al dividirlas en partes se obtienen varias unidades de la misma cosa, más pequeñas pero con las mismas propiedades esenciales. En general al dividir un objeto en partes no se obtienen varias copias más pequeñas del objeto inicial. Las sustancias reales suelen ser granulares, de modo que cuando el tamaño de un pedazo es comparable al de la unidad discreta básica ya no pueden seguir dividiéndose.

Un trozo de madera puede ser dividido en varios trozos de madera, pero no de forma indefinida. Las partes de un cuerpo humano no son cuerpos humanos más pequeños.

Cuando un agente cognitivo afirma lo que es una cosa está indicando cómo la clasifica y relaciona con otras cosas. Pero la misma realidad puede clasificarse de múltiples maneras. Muchos problemas intelectuales suceden porque algún pensador insiste en que sólo su clasificación de la realidad es válida.


Modelo entidad-relación
http://es.wikipedia.org/wiki/Modelo_entidad-relaci%C3%B3n

Atributo
http://es.wikipedia.org/wiki/Atributo

Propiedad
http://es.wikipedia.org/wiki/Propiedad_%28l%C3%B3gica%29

Entity
http://en.wikipedia.org/wiki/Entity

Property
http://en.wikipedia.org/wiki/Property_%28philosophy%29


Introducción epistemológica: realidad, cognición y lenguaje

02/04/2011

Un agente inteligente puede utilizar sus capacidades de acción y cognición (observación y pensamiento) para investigar y comprender las entidades y relaciones que conforman la realidad (la cual incluye al propio agente). El conocimiento incluye datos específicos y teorías generales (modelos representativos) que pueden ser expresados y comunicados por medio del lenguaje simbólico.

Las capacidades cognitivas y lingüísticas son limitadas e imperfectas. El estudio de la realidad necesita incluir el estudio de la cognición y el lenguaje como herramientas utilizadas por los investigadores para conocer la realidad. El desconocimiento acerca de las limitaciones e imperfecciones de las capacidades cognitivas y lingüísticas puede dificultar la exploración de la realidad y provocar errores sistemáticos.

Las clasificaciones conceptuales y sus representaciones mediante términos o etiquetas lingüísticas pueden no ser compartidas por todas las personas (problemas semánticos, de interpretación, polisemias, significados confusos de conceptos abstractos). Los límites de los conceptos pueden ser difusos o imprecisos (zonas grises en lugar de blancos y negros, transiciones graduales). Es normal en entornos complejos utilizar términos cuyos significados no son perfectos, y que pueden ser progresivamente depurados, aclarados y precisados mediante el análisis crítico.

Las observaciones empíricas y las teorías abstractas son complementarias: las observaciones pueden sugerir teorías y las teorías guían las observaciones. Ambas son incompletas: es imposible observarlo simultáneamente todo en detalle o compilar toda la realidad en una teoría omnicomprensiva que garantice que ninguna regularidad relevante está ausente.

La lógica formal es una herramienta poderosa que puede ser utilizada de forma inadecuada al fomentar una sensación excesiva y engañosa de perfección cognitiva: las formas del pensamiento no representan necesariamente regularidades presentes en la realidad; las categorizaciones esencialistas perfectas pueden ser irreales o inútiles; lo formal suele estar desprovisto de contenidos materiales concretos informativos.

La ciencia puede utilizar la lógica no sólo para garantizar la transmisión de la verdad mediante las inferencias deductivas, sino sobre todo para construir teorías consistentes, evitando las contradicciones o incoherencias que las destruyen e invalidan. Las inferencias deductivas son seguras pero pueden ser poco informativas: también son interesantes las inferencias inductivas, probabilísticas y analógicas (metáforas).

El lenguaje es lineal y se utiliza para representar una realidad no lineal muy compleja. Cada mensaje o proposición contiene pequeños fragmentos de información acerca de aspectos parciales de la realidad. Una misma realidad rica y compleja puede recorrerse linealmente de múltiples formas complementarias y no contradictorias.

Las proposiciones acerca de la realidad no dependen solamente de las características objetivas del mundo, sino que también dependen de la estructura mental del sujeto observador y pueden reflejar sesgos o prejuicios inconscientes del investigador.

El pensamiento y la palabra no son ni lo primero ni lo fundamental de la realidad, aunque así lo parezcan para el sujeto pensante y lingüístico. Una explicación consistente de la realidad muestra cómo la realidad física produce espontáneamente entidades biológicas que desarrollan evolutivamente capacidades cognitivas y lingüísticas utilizadas para intentar describir, explicar y predecir la realidad: algunos objetos se transforman gradualmente en sujetos (sin dejar de ser también objetos como parte de la realidad).

El conocimiento y el lenguaje se añaden a la realidad previa a los sujetos cognitivos, y pueden ser también objetos de conocimiento y expresión lingüística: es posible utilizar de forma recursiva y autoreferente las capacidades cognitivas y lingüísticas para conocer y hablar de la cognición y el lenguaje.


Filosofía analítica
http://es.wikipedia.org/wiki/Filosof%C3%ADa_anal%C3%ADtica

Analytic philosophy
http://en.wikipedia.org/wiki/Analytic_philosophy

Conceptions of Analysis in Analytic Philosophy; Stanford Encyclopedia of Philosophy
http://plato.stanford.edu/entries/analysis/s6.html

Analytic philosophy; Internet Encyclopedia of Philosophy
http://www.iep.utm.edu/analytic/


Revisión de contenidos del proyecto intelib

02/04/2011

Pretendo revisar y ampliar los contenidos teóricos del proyecto Inteligencia y Libertad.

Diversos artículos irán apareciendo gradualmente en esta bitácora como entradas independientes. Agradeceré los comentarios sobre lo que falta, lo que no se entiende, las erratas, los problemas de estilo, la estructura y presentación de los contenidos… Una vez depurados los guardaré como contenidos más estables (aunque siempre actualizables).

El eje principal es:
– Inteligencia: sistemas, acción, vida, evolución, cognición y emoción, naturaleza humana.
– Libertad: moral, ética, derecho, política.

En cada tema espero poder ofrecer referencias y ejemplos. Son bienvenidas las sugerencias al respecto.

Un proyecto a más largo plazo sería una base de datos de citas sobre estos temas (autor, obra, contenido de la cita, etiquetas sobre temas), pero eso me parece más interesante y eficiente como proyecto colectivo.

Gracias de antemano por vuestra atención.

Paco Capella