Adolescente atrapado en redes de la praxeología resulta gravemente herido al intentar defender a su ídolo

Crónica de sucesos

Adolescente atrapado en redes de la praxeología resulta gravemente herido al intentar defender a su ídolo

El método apodíctico o axiomático deductivo se cobra una víctima más. En un acto intencionado cuyo fin, objetivo, meta o propósito parecía ser la defensa de su referente intelectual Walter Block contra críticas bien fundamentadas, el joven apriorista extremo E. B. ha sufrido serios daños en su capital intelectual, como resultado imprevisto y no deseado, al intentar manipular armamento argumentativo sin licencia y sin los conocimientos adecuados.

Sus agresivos comentarios, realizados en lo que aparentemente quería hacer pasar por un artículo de opinión en un medio respetable y de cierto prestigio, le han estallado en las manos y le han provocado un quebranto personal irreparable. A cierre de esta edición su pronóstico es grave y se debate inconsciente entre la vida y la muerte académica. Fuentes próximas aseguran que está intelectualmente acabado, aunque aún no lo sabe porque no se da cuenta de lo que ha hecho y sus consecuencias.

Así como las adolescentes en la edad del pavo suspiran por sus cantantes y actores favoritos, forran sus carpetas con sus fotos y cubren las paredes de sus habitaciones con sus pósteres, E. B. se apasionó por la Escuela Austriaca de Economía y estaba realizando estudios de postgrado sobre la misma. Sus pensadores favoritos son Murray Rothbard, Hans-Hermann Hoppe, Jesús Huerta de Soto y muy especialmente Walter Block, con el cual se comunica con cierta frecuencia.

El descubrimiento de unas críticas de Francisco Capella contra una importante obra de su amado Walter Block fue algo que no pudo soportar, especialmente después de haber reconocido avergonzado que ya no creía en la reserva cien por cien de la banca sobre los depósitos a la vista, asunto sobre el cual confesó haber estado gravemente equivocado.

En una reacción irreflexiva impropia de un ser humano como agente intencional con racionalidad limitada, falible o imperfecta, pero al fin y al cabo racionalidad, E. B. perpetró un artículo crítico contra Capella y en defensa de Walter Block: no se molestó en revisarlo o trabajarlo con cuidado y rigor, la tarea lo superó y quedó en evidencia ante todos sus lectores y seguidores.

Familiares y amigos no se explican cómo ha podido llegar a estos extremos de irresponsabilidad y exhibicionismo al intentar refutar en público ideas muy sólidas y de alta calidad. Científicos consultados nos aseguran que es la neotenia de la especie humana, la conservación de rasgos infantiles en la edad adulta, y especialmente la madurez tardía del córtex prefrontal, encargado de la previsión de consecuencias de la conducta y su planificación a largo plazo, lo que hace que estos jóvenes suelan asumir riesgos excesivos, a menudo para exhibirse ante amigos o intereses románticos mediante la producción de señales honestas costosas.

E. B., cuyo nombre completo no explicitamos para proteger su muy frágil y vulnerable intimidad, ya había intentado llamar la atención con otros artículos previos en los que mostraba su fanatismo e integrismo intelectual contra Hayek o la democracia. A posteriori quizás podemos interpretarlos como peticiones desesperadas de ayuda que pasaron inadvertidas. La experiencia podría servir para ayudar a otros como él interviniendo en su educación antes de que sea demasiado tarde.

Especialistas consultados han resaltado la posible disonancia cognitiva como factor explicativo. También han descartado la posibilidad de que el luctuoso acaecimiento se deba a autolesiones intencionales, motivaciones masoquistas o un intento fallido de suicidio al darse cuenta de que su vida ya no tenía sentido.

Descanse en paz E. B. mientras se recupera en una larga y difícil convalecencia. Se ruega respeto si tienen ocasión de interactuar con él en el limbo de su purgatorio, tal vez confundido y en proceso de reconstrucción personal.

NOTA: adjuntamos informe forense realizado por FC, experto especialista en accidentes y autopsias intelectuales.

Articulerías de Paco Capella: Lo que ni Block defendería

Madrid, a 10 de marzo de 2021.

El artículo a analizar ingresa ya cadáver, sin posibilidad de reanimación, y solo podemos certificar su defunción. Presenta diversas faltas formales de ortografía y sintaxis, probablemente por las prisas para escribir y publicar cualquier cosa, pero la causa de la muerte está claramente en sus contenidos.

Comienza con un término extraño fallido: “articulerías”. Sospechamos que puede ser un invento despectivo poco innovador o creativo al intentar copiar otros usados por el autor criticado, Francisco Capella, como tonterías selectas, tuitioteces, tuiterías o tristuiterías. “Articulerías” no resuena o sugiere nada en el sentido de error o equivocación más o menos grave. Tal vez se refiere a culería (¿?), o a chulería, altivez, soberbia, aunque no creemos que E. B. tuviera esto en mente y simplemente añadió automáticamente el sufijo -erías a la raíz de artículo.

E. B. afirma compartir algunas de las críticas que Capella realiza a Block, pero no se molesta en cuantificarlas o explicitarlas de forma exhaustiva. Da la sensación de que le cuesta reconocer los errores de su ídolo y se aferra a una relación ya sin amor.

Asegura que Capella “también ofrece ciertas críticas un tanto injustificadas o desatinadas”, pero apenas ofrece citas, cuando lo hace las saca de contexto, y su evaluación de lo que es injustificado o desatinado es subjetiva y parece más bien una valoración personal de alguien herido en su orgullo adolescente.

E. B. manifiesta un cierto autoritarismo, intolerancia y estrechez de miras al determinar lo que es o no es importante en los estudios de temas morales: si su autor favorito no ha mencionado algo no es porque no haya pensado en ello y su análisis sea incompleto, sino porque se trata de un matiz irrelevante.

E. B. cree que la relación actual entre venta de droga y uso de la violencia y daños colaterales es algo innecesario, accidental y separable: no parece haber investigado en profundidad este ámbito.

E. B. realiza afirmaciones arriesgadas de las cuales no ofrece ninguna evidencia, tal vez porque su estilo de fundamentación metodológica niega la importancia de la evidencia empírica: “no hay nadie que niegue estos tres puntos”. Independientemente de cuáles sean esos tres puntos, E. B. necesitaría conocer a todo el mundo y prestarles constante atención para realmente saber que eso es cierto. Es el problema de la información dispersa, tácita, no articulada.

El artículo de E. B. destaca especialmente por todo lo que falta, por todo lo que no dice. La crítica de Capella a Block contiene muchos elementos informativos que simplemente son ignorados, tal vez por no poder decir nada al respecto. Termina con un reconocimiento implícito de impotencia:

“Todavía quedan muchas otras críticas de Capella a las que se pueden ofrecer réplicas, pero invito a hacerlo al lector, especialmente al que se haya leído ya Defending the Undefendable.”

¿Cómo sabe E. B. que es posible ofrecer muchas réplicas a esas no explicitadas críticas de Capella? ¿Lo ha intentado con éxito, pero se las guarda? ¿Tal vez quiere creer que es posible para no afrontar la dura realidad? ¿No es especialista en demostraciones de imposibilidad? ¿Cuántas son muchas? ¿Quizás quiere engañar a sus lectores para que intenten algo que él no es capaz de hacer? ¿Quiere aparentar generosidad al dejar ciertos trabajos arduos y quizás infructuosos a otras personas? ¿Cómo sería posible hacer críticas a una reseña crítica de un libro sin haber leído dicho libro?

Firmado: FC

Un comentario en “Adolescente atrapado en redes de la praxeología resulta gravemente herido al intentar defender a su ídolo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .