Tonterías selectas de Octavio Salazar

Tonterías selectas de Octavio Salazar: ‘Prostitución’: la revuelta de los ‘pichis’.

En estos tiempos de alianzas brutales entre el neoliberalismo salvaje y una cultura machista…

… son los sujetos que hacen posible la continuidad del sistema prostitucional, quienes lo convierten en una de las mayores fuentes de explotación del planeta, quienes siguen, seguimos, instalados en el púlpito.

… la auténtica pregunta que no es otra que si el acceso de los hombres al cuerpo de las mujeres, a través del dinero, es un derecho o un privilegio. Porque esta es la pregunta que nos llevará al corazón del dilema: el dominio masculino y, en paralelo, la plena disponibilidad de las mujeres.

Mientras que no cuestionemos no ya la dimensión penal que tiene la explotación económica de las mujeres, incluida la que supone convertir sus orificios en mercancía millonaria, sino la misma concepción masculina de la sexualidad, la centralidad de la prostitución en la definición misma de la fratría viril o la normalización de nuestra omnipotencia como atalaya desde la que administramos el amor o el deseo, difícilmente vamos a cerrar el debate y mucho menos a encontrar respuestas adecuadas, incluso a nivel jurídico, a lo que yo entiendo es la gran servidumbre del siglo XXI. La que afecta de manera muy específica a las mujeres prostituidas, pero que también se extiende a otras muchas formas de esclavitud y explotación que sufren las que todavía hoy pelean por ser ciudadanas de primera.

… la clave está en sancionar y deslegitimar a los sujetos prostituyentes…

La revolución urgente y necesaria es la nuestra, la de los hombres que tendríamos que rebelarnos contra esa masculinidad que hace del prostíbulo su santuario y de la puta un espejo en el que verse al doble de su tamaño. Mientras que no seamos nosotros quienes nos comprometamos, de palabra y obra, con la censura, persecución y sanción no solo del sistema prostitucional sino del poder masculino que lo sostiene y ampara, seguirá habiendo esclavas en las cunetas y hasta algunas que creerán que lo hacen por libre elección. Seguirá habiendo discusiones y tensiones en la academia, iniciativas legislativas más o menos valientes, campañas bienintencionadas y hasta quienes intentarán convencernos de que abrirse de piernas es empoderante, pero mientras que no pongamos el foco en quienes solemos hacer las cosas por cojones, mucho me temo que el contenedor de mierda seguirá dando vueltas y vueltas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: