El pobre dogmatismo de la escuela austriaca de economía

28/10/2019

El pobre dogmatismo de la escuela austriaca de economía se ve reflejado en este artículo de José Carlos Rodríguez:

Un Nobel por hacer experimentos con los pobres

Este planteamiento calma el ansia de parte de la profesión que anhela, desde William Petty, la equiparación del método de las ciencias sociales, y de la economía en particular, al de la física y otras ciencias naturales. Pero este deseo sólo se puede cumplir a costa de sacrificar la misma ciencia que anhelan servir. Pues el método, en las ciencias sociales, no puede ser el mismo que en las naturales por al menos dos motivos.

El primero es que el objeto de estudio es muy diferente: en unas el estudio se refiere a seres que tienen voluntad propia y un acervo de ideas sobre cómo es el mundo que cambia de forma incesante. Y en las otras los fenómenos ocurren sin intervención de la voluntad de los elementos observados. En el fondo, querer aplicar los métodos de la física a la acción humana es el envés del atávico error intelectual de aplicar a la naturaleza voluntades y categorías propias del hombre; lo que llamamos antropomorfismo. El segundo motivo es que, a diferencia de las ciencias naturales, en las sociales el científico participa de la naturaleza del objeto de estudio. En este sentido, la concesión del premio Nobel supone un paso atrás en la consideración de la verdadera ciencia económica, que es el estudio formal de la acción humana.

Así, el método que es válido para los estómagos u otros órganos humanos no es válido para las mentes que descansan sobre el órgano más complejo que tiene el hombre, que es el cerebro. No hay ni una sola afirmación monista sustentada en datos reales, y aunque existiera, tendríamos que aceptar a efectos prácticos el dualismo entre materia y mente, y por tanto el distinto método que estudia una y otra materia.

El método de las pruebas controladas de forma aleatoria (RCT por sus siglas en inglés) tiene, además, problemas bastante graves, como que su relevancia práctica es en realidad muy pequeña. Sus conclusiones no logran elevarse sobre el terreno en el que se hacen los ensayos, y en el período específico en que se hacen: son conclusiones constreñidas a esas únicas circunstancias de tiempo y lugar, por lo que su contribución es hacer con una técnica más depurada proyecciones que no tienen ni pueden tener mucha relevancia.

De modo que todos sus hallazgos sólo valen por tiempo limitado a los políticos del momento, y sólo en el ámbito del propio estudio. Pasado ese tiempo acaso sólo sean hilos con los que el historiador pueda tejer la historia de aquélla sociedad. Nada más.


Tonterías selectas de Kajsa Ekis Ekman

28/10/2019

https://www.publico.es/sociedad/kajsa-ekis-ekman-me-niego-distinguir-trata-prostitucion-hubiese-putas-inocentes.html

… no hay prostitución libre: eso es falso. La prostitución en sí es sexo entre dos personas. Una que quiere y otra que no. Por eso mismo yo no hago distinción entre trata y prostitución. Me niego, es hacer una distinción entre putas e inocentes.

P: ¿Y qué pasa con las mujeres prostituidas que defienden que quieren ejercer?

Lo que quieren es dinero, no sexo. Si no las pagas, ¿no practican sexo, verdad? Entonces, dales dinero de otra forma. El sexo debe ser libre y ajeno al dinero. En el sexo debe haber deseo y en la prostitución no lo hay.

P: Pero habrá muchos que dirán que tampoco hay deseo en picar una mina, pero sí quieren la remuneración.

Pero trabajar en minas es un trabajo necesario para la humanidad y el sexo lo practicamos para sentirnos bien. No hay necesidad de sexo. No hay necesidad de que los hombres se corran una vez por día, por semana o al mes. No es un derecho humano.

P: Habla de que dejemos de mirar a las mujeres prostituidas y pongamos el foco en los hombres ¿Por qué se van los hombres de putas?

Por falta de respeto a las mujeres. Porque no buscan una sexualidad mútua.
En la prostitución él decide con quién; ella no. Él decide cómo; ella, no. Es el sexo más desigual que pueda existir. Ellas, al recibir el dinero, renuncian al derecho de decidir y mandar.

No puedo entender por qué hay tanta gente preocupada por mantener una institución tan brutal, tan capitalista, tan colonizadora, tan patriarcal. Porque entre comprador y comprada se distinguen por género por supuesto, pero también por clase social, por país de origen, por edad (ellos son siempre más viejos. Las niñas que entran en esto lo hacen con 14 años). La desigualdad es absoluta: ellos tienen papeles; ellas, no…. Hasta el estado civil; ellos casi siempre están casados; ellas, no.

… P: ¿Y el debate dentro del feminismo entre abolicionistas y no?

Para mí, la máxima del feminismo es defender el derecho de vivir de las mujeres. Y si tú no estás en contra de la prostitución, que es una de las fuentes de mortalidad entre las mujeres, ¿qué es feminismo? Si tú defiendes una institución patriarcal donde el hombre tiene todos los derechos y las mujeres ninguno… ¿Por qué debe haber una serie de mujeres de origen pobre que existan para eso?

El mecanismo de defensa de tanto las personas en prostitución como en vientres de alquiler es disociar cuerpo y mente, cuerpo y mercancía para apropiarse de la capacidad reproductiva de las mujeres, fundamento de la sociedad patriarcal. Utilizan técnicas de desconexión universales: tratar de pensar en otra cosa, utilizar drogas para evadirse, cualquier cosa…. ¿Cómo si no vas a vivir en un mundo donde tienes que vender tu cuerpo o a tu propio hijo, parido por ti?

Porque, ¿qué es un acto sexual? Es placer, es unirse con la otra persona, es sentir… Es un momento donde el alma y cuerpo se unen. Y aquí, solo una persona disfruta y la otra desconecta.

En este sexo comprado cuentan las emociones y los deseos de los compradores; nosotras no valemos nada: somos cosas. Y ojo, veamos también la tasa de mortalidad de estas mujeres. Porque no estamos hablando de filosofía y de qué es libertad. La tasa de mortalidad en las mujeres prostitutidas es un 40% más alta que de las que no. No podemos esperar 20 años más para abolir la prostitución. Estamos hablando de vida o muerte.

P: Hablemos de la economía de los cuidados, base del capitalismo.

Claro, el trabajo no pagado de las mujeres es la base de toda sociedad. Para entender la economía hay que analizar la reproducción y después, solo después, la producción. Y ahí los cuidados son el trabajo más básico y clave. Y también el peor pagado, sin posibilidades de tener carrera, sin sueldo… Trabajamos hasta gratis.

Hay que entender que todos aportamos a la economía, pero que solo algunos se llevan los beneficios. Habría que repartir la ganancia de igual manera entre todos los trabajadores, porque todos aportamos. Y el problema es que si tú cuidas a tu hijo, no puedes hacer huelga. Si cuidas al hijo de otro, sí puedes pero es más difícil que si trabajas con dinero o máquinas porque eres responsable de vidas. Y entonces, sobre nosotras caen los recortes, porque saben que seguiremos trabajando ya que nuestra responsabilidad por la vida humana es la columna vertebral de cada sociedad. Las mujeres por eso nunca han vivido en el neoliberalismo, porque nunca hemos sido individualistas. El día que lo seamos se muere la economía.


Recomendaciones y tonterías selectas

26/10/2019

A partir de ahora en twitter https://twitter.com/fcapellaga.


Tonterías selectas

26/10/2019

Jeremy Rifkin: “No tengo tiempo para discutir con los pocos escépticos del cambio climático”

Tu casero es un buitre, de Javier Gil, doctor en Sociología y miembro del Sindicato inquilina

Cuando empezamos a ser marqueses, de Manuel Jabois

Mayor Oreja carga contra la “ideología” de género: “Los hombres somos hombres y las mujeres son mujeres”

Ciudades para vivir: el gran reto del siglo XXI, de Alejandro Torrús


Recomendaciones

26/10/2019

“Eres liberal y no lo sabes”, de Carlos Rodríguez Braun

Esther Argerich: “Animo a Irene Montero a que sea ella la que les busque un piso a 1.000 euros”

Oceans Are Getting Hotter and Ice Sheets Are Melting Faster, Says New Report, by Ronald Bailey

Jonathan Haidt: “Soy judío y quiero que mis hijos lean el Mein Kampf”

Catequistas de la igualdad, enemigos de la libertad, de Jesús Cacho


Cibernética y acción intencional

26/10/2019

Cibernética y acción intencional: conferencia en el Instituto Juan de Mariana:

Entrevista

Conferencia


Conferencias en la Universidad de Verano del Instituto Juan de Mariana 2019

26/10/2019

Conferencias en la Universidad de Verano del Instituto Juan de Mariana 2019:

Ciencia, cientificismo y liberalismo

Los retos de la bioética en el siglo XXI

Política monetaria desde la visión de la Escuela austriaca (con Juan Ramón Rallo)