Tonterías selectas

Las ocultadas raíces de la gran crisis política actual, de Vicenç Navarro

La Reserva Federal y el retorno del ‘credit crunch’ sobre un mar de deudas, de Eric Toussaint

Cambio climático y poder corporativo, de Fernando Luengo, de Podemos

Entonces, ¿cuándo toca redistribuir?, de Miren Etxezarreta

¿Cuándo llega entonces la época propicia a un reparto más justo de la renta producida? Resulta que en el capitalismo actual, cuando llegan las crisis o las recesiones es imperativo apretarse el cinturón, pero en los breves momentos de auge logran no revertir la situación de todos aquellos que viven de su trabajo. Parece que son muy pocas las gotas que caen de la copa de champan del crecimiento. Si, como es sabido, en el capitalismo las crisis y las recesiones son recurrentes e inevitables, se producen en periodos cada vez más cortos y, en los periodos de bonanza ni siquiera se recupera lo perdido ¿Qué pueden entonces esperar las clases populares (incluyendo las clases medias) de este capitalismo supermoderno, superglobal, con todas las tecnologías más y más avanzadas? ¿Cómo es que incluso en los periodos de recesión se mantienen o aumentan los beneficios pero no se diseñan formas de distribución que permitan condiciones laborales suficientes, ya que no satisfactorias, para quienes han de trabajar?

¿Cuáles son las perspectivas para los trabajadores? Muchas de las graves turbulencias políticas y sociales que están produciéndose en los países ricos, ¿no serán fruto de estas dinámicas más que debidas a la incapacidad o locura de los gobernantes o las dificultades de la economía? ¿No será imperativo el plantearse este tipo de problemas en lugar de dejarnos atenazar por las turbulencias que presenta la escena política? Si en los periodos de auge aumenta la desigualdad, ¿cómo se va a resolver el tema de una distribución de la riqueza no ya justa, imposible en el capitalismo, pero que por lo menos permita una vida material sin grandes angustias e incertidumbres? Parece absolutamente necesario no dejarse dominar por las sucesivas coyunturas y abordar el tema de la distribución de la renta en una panorámica global, extremadamente competitiva, en la que muchas personas no logran un salario suficiente y otras muchas nunca llegan a trabajar.

Demos las luces largas, Francisco G. Basterra

La naturaleza, enfadada, ha introducido en este inicio del otoño el Gran Asunto: el cambio climático y la urgencia de orillar la retórica y ponerse manos a la obra con acciones concretas para que las generaciones futuras hereden un mundo vivible.

… El huracán Dorian que ha arrasado Bahamas, la gota fría catastrófica en el sureste de España, con la garantía de los expertos de que todo ello se irá repitiendo, a peor: estamos inmersos ya en una emergencia climática. Pero solo declararla no basta. La humanidad no está en peligro de extinción, pero la naturaleza nos adelanta una visión del futuro. The Economist en su último número concluye que la descarbonización de la economía no es una simple resta, requiere casi una completa revisión del sistema: una refundación del capitalismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: