Tonterías selectas

The Right Response to the Libra Threat, by Katharina Pistor & Co-Pierre Georg

El hilo que explica las consecuencias que tendrá la Operación Chamartín en las clases trabajadoras: «Es gasolina para la burbuja inmobiliaria en el conjunto de la ciudad»

Discriminación salarial de género: la importancia de la transparencia, de Ricardo Chiva Gómez, catedrático de Organización de Empresas de la Universitat Jaume I

La discriminación salarial por razón de género es un problema socioeconómico y empresarial de enorme magnitud tanto en este país como en muchos otros. En líneas generales, los estudios estiman que las mujeres cobran aproximadamente un 30% menos que los hombres. Sin embargo, y a pesar de que la patronal española culpa de esta brecha a los rasgos psicológicos y habilidades no cognitivas de las mujeres (capacidad de negociar y de asumir riesgos), muchos otros consideramos que el tamaño de la brecha depende de la mentalidad de los empleadores, directivos o gerentes de las empresas. Dado el modelo económico empresarial elegido por las asociaciones empresariales de este país basado en la baja calidad de empleo y totalmente alejado de la innovación, es normal que el salario sea visto como un inconveniente o como un problema, y no como una recompensa merecida y justa por parte de un trabajador. Desde ese prisma, si se puede pagar menos a alguien por ser mujer, bienvenido sea.

… queda claro que urge buscar soluciones. La primera solución que nos viene a la cabeza es la educación. Educar desde la infancia sobre igualdad, y también a nuestros directivos, gerentes o empresarios sobre la importancia de eliminar tal brecha. Sin embargo, los efectos los obtendremos en el medio y largo plazo.

Adicionalmente, para que las empresas contraten a más mujeres, en puestos más relevantes y a jornadas completas requiere de medidas que incentiven su contratación y promoción, y penalicen a las empresas en las que la mayoría de empleados sean hombres o que solo haya hombres en los equipos directivos. Además, habría que penalizar a las empresas que abusan de contratos temporales para mujeres. En el caso de la discriminación directa e indirecta salarial antes mencionada, la transparencia salarial puede resultar crucial.

¿Cuál es el efecto de la transparencia salarial en las organizaciones? En las organizaciones que lo aplican existe un mayor grado de igualitarismo, es decir, hay menos diferencia salarial entre el que más cobra y el que menos. Cuando hay transparencia es más difícil justificar porque [sic] algunas personas cobran 200 veces el sueldo mínimo de su empresa, como ocurre de media en las empresas del Ibex 35. Dado que este grado de desigualdad resulta insultante, permite vislumbrar fácilmente si el salario de las mujeres es menor, aportando lo mismo o incluso más. En definitiva, la transparencia suele conseguir reducir el elitismo y la discriminación de género.

… Obviamente la clave está en la educación, en la mentalidad de los dirigentes empresariales, en su postura sobre el modelo económico empresarial, en que opten por un modelo innovador y rechacen el modelo actual de baja calidad del empleo que conlleva discriminaciones salariales y laborales sobre las mujeres. La imposición de la transparencia salarial podría ser, además de un mecanismo preventivo, un pequeño empujón o un incluso un catalizador para este nuevo modelo innovador.

SCARCITY vs. abundance: How globalists enslave humanity by creating artificial scarcity in everything: Money, health, knowledge, energy and more, by Mike Adams of Natural News (at LewRockwell.com)

Why Are We Not Outraged That Prisons Are Filled With Men?, by Julia Shaw

… I think it’s not their hormones that make men more violent, it’s their socialization.

Unfortunately, men are explicitly and implicitly taught by society that they don’t need to inhibit themselves when it comes to aggression. From when they are little, many boys are taught the harmful narrative that aggression and violence are just part of being a man. Pride, in particular, is deemed a masculine achievement, and violence as a means of defending it is often glamorized.

Whenever people say that “boys will be boys,” that sexist comments are just locker-room talk, or that men are just naturally more violent than women, we need to stop them. They are hurting not just women but also men.

It is irresponsible to socialize our boys thinking that they don’t need to control themselves, that they can hurt each other without consequence, that it’s uncool to act in a respectful and calm manner towards others. Most girls are told this from the moment we are born: Be cautious, be empathetic, be kind. My intent is not to paint women as angels and men as demons, but to encourage all of us to take more responsibility. We must be careful not to facilitate violence by misguidedly thinking it is simply part of the masculine experience.

The fact that we feel we have to put so many men in cages to keep us safe is the symptom of a diseased society. We are failing our men, and we urgently need to do something about it. Only when we teach and reinforce empathy, understanding, and self-control as desirable male traits can we begin to stop having to put men in prison.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: