Tonterías selectas

30/06/2019

Aaron Bastani, el ‘socialista millennial’ que defiende un ‘comunismo de lujo’ gracias a la tecnología, de Aldo Mas

¿Por qué es inevitable la renta básica?, de Eduardo Bayona

La lucha antimonopolio, de Enrique Barón Crespo

La democracia económica es una dimensión esencial de la democracia política. En Estados Unidos, las leyes antitrustse plantearon ante el poder monopolístico de los gigantes petroleros y ferroviarios. En Europa, la competencia es un poder comunitario esencial desde el principio, inspirado en la lucha contra el poder de konzern alemanes y monopolios.

… EEl director del CERN de la época, el premio Nobel de Física Carlo Rubbia, ahora senador vitalicio italiano, tomó una decisión revolucionaria: la Red debía ser libre. Cuando se ven la cantidad de peajes que se van estableciendo, se llega a comprender el alcance de esta decisión. El más importante es el intento del presidente Trump de crear un Internet de dos velocidades, pero no hay que infravalorar los filtros políticos como en China, Rusia, Cuba y una lista cada vez más larga.

… cada clic en la Red libre proporciona información a los servidores, que se apropian de los datos, los guardan en sus memorias y revenden hasta los más pequeños detalles públicos y privados de nuestras vidas.

Los datos son la materia prima de acumulación del capitalismo actual. Los que se apropian de ellos y los gestionan son los gigantescos grupos que dominan la Red (Google, Microsoft, Facebook, Twitter, Amazon). Frente a ellos se plantea la lucha contra una evasión impositiva masiva, así como el combate frente a prácticas monopolísticas restrictivas de la competencia y perjudiciales para los ciudadanos. La Comisión Europea lleva tiempo actuando con perseverancia y decisión: Google va en cabeza con tres sanciones por importe de 8.250 millones de euros en los tres últimos años. La precedió Microsoft con cuatro sanciones por 2.237 millones de euros entre 2004 y 2013, acompañada por Intel y Qualcomm, hasta que se avino a colaborar.

La cuestión no queda ahí. Paradójicamente, se acepta como normal que un servidor privado se convierta en censor de mentiras (las llamadas fake news) o que ejerza de inquisidor bloqueando un desnudo clásico. ¿Con qué autoridad y en función de qué criterio? Cuando se descubre una manipulación tan gigantesca como la de Cambridge Analytica con Facebook, la cosa no puede quedar en una farisaica manifestación de arrepentimiento con un hipócrita propósito de la enmienda. ¿Qué excusa tendrán cuando estalle el próximo caso? Si Internet es una vía de comunicación, necesita reglas y autoridades independientes como el tráfico rodado o aéreo.

… La gran cuestión de fondo que se plantea es en qué medida un grupo privado puede estar por encima de la ley y con qué derecho se puede apropiar y comerciar con los datos de los ciudadanos. Un desafío fundamental para el futuro de la democracia.

5G Technician Reveals The Damage He Believes 5G Will Cause, by Arjun Walia of Collective Evolution (at LewRockwell.com)

“Lo que se ha creado aquí es indesalojable”: La Ingobernable se prepara para resistir al Ayuntamiento de PP y Cs


Tonterías selectas

27/06/2019

La ortodoxia, responsable de la próxima recesión (I), de Juan Laborda

¿Qué lugar deben ocupar los robots?, de Bruno Estrada López, economista y adjunto al secretario general de CC OO.

Las desigualdades sociales, el desempleo, la pobreza, no los generan los robots sino las políticas neoliberales.

Hacia la cultura de la igualdad: un cambio en las reglas del juego, de Carmen Calvo

El capitalismo financiero prepara la recesión 2.0, de Walden Bello

Reorientar la brújula, de Nacho Álvarez, secretario de Economía de Podemos, y Jorge Uxó, profesor de Economía en la Universidad de Castilla-La Mancha


Recomendaciones

21/06/2019

El juego del gallina entre gobiernos y bancos centrales, de Juan Ramón Rallo

A review of Conformity: The Power of Social Influences by Cass Sunstein, by Vincent Harinam and Rob Henderson

If You’re Reading This Essay, You Should Probably Have (More) Children, by Jonny Anomaly and Brian Boutwell

Why the community that sings together stays together, by Eiluned Pearce

Why GDP Still Matters, by Bjorn Lomborg


Tonterías selectas

21/06/2019

La maternidad bajo ataque, de Gabriel Wiener

¿Por qué el discurso capitalista concierne al psicoanálisis?, de Joaquín Caretti

Sobre Vox y la “violencia intrafamiliar”, de Barbijaputa

Hijas mías, antes todo esto era campo y trabajo asalariado, de Isaac Rosa

La moda de lujo copia a las indígenas mexicanas: el saqueo cultural llega a la pasarela, de Mónica Zas Marcos


Recomendaciones

21/06/2019

Los ecologistas contra el 5G: no, tener un smartphone más rápido no te dará cáncer

Los graves errores de Marta Flich para solucionar el problema de las pensiones, de Andreu Orestes

Sueño olímpico, pesadilla del despilfarro, de Juan Ramón Rallo

Sobre la gestación subrogada, de Lorenzo Bernaldo de Quirós

Excepto este párrafo contra la libertad contractual:

Cualquier regulación ha de garantizar los derechos de la madre subrogada. Cabe exigirle un comportamiento que no ponga en riesgo el éxito de la gestación, pero no conceder a los futuros padres la capacidad de decidir sobre aspectos que vulneran su autonomía personal y su integridad física; por ejemplo, el poder interrumpir el embarazo si lo consideran oportuno. Ello sí equivaldría a otorgar a aquellos la facultad de usar a una persona como un ente desprovisto de derechos básicos. En otras palabras, permitir a una mujer la realización de un contrato que le priva del control sobre su propia salud es una modalidad de esclavitud inaceptable en una sociedad civilizada.

The Benevolent Power of Other People, by Aarathi Prasad


Tonterías selectas

19/06/2019

Entrevista a Saskia Sassen: “Las enormes ganancias de las finanzas no han caído del cielo, dañaron hogares, bancos tradicionales, empresas y gobiernos”

… no hay que confundir el sector financiero con la banca tradicional. Necesitamos tener bancos, ellos venden dinero, mientras que las finanzas son un modo de extracción, al igual que la minería: una vez que extraen el valor, no les importa lo que ocurra. Un banco tradicional quiere que los hijos de sus clientes sean futuros clientes, por lo que se preocupa por las relaciones, pero a las firmas financieras no les importa ese nivel personal, salvo si se trata de personas muy, muy ricas. En segundo lugar, el sector financiero es peligroso porque sus directivos han aprendido a financierizar casi todo. Y lo hacen no a través de las prácticas bancarias tradicionales, sino a través de algoritmos y manipulaciones altamente especulativas. Han inventado instrumentos para que sirvan a sus propios fines, en lugar de a quienes están asesorando, lo que significa que, muchas veces, no pierden aunque sus clientes sí lo hagan.

Tomemos, por ejemplo, el tema de la deuda de los estudiantes en los Estados Unidos. Actualmente, suma más de un billón de dólares estadounidenses (en su mayoría prestados por hogares de ingresos modestos). Un banco no sabría qué hacer con esa deuda más allá de cobrar intereses. Pero el sector financiero puede jugar con eso (aunque tiene que ser una deuda bastante grande), a menudo a un alto coste humano porque mientras que las firmas financieras pueden ganar algo, para los tenedores de la deuda (digamos los padres del estudiante en cuestión) todo lo que hay es la deuda. Las firmas financieras pueden extraer valor de la deuda (más allá de las tasas de interés) porque han desarrollado instrumentos complejos que se lo permiten, en beneficio propio y en perjuicio del prestatario.

… las finanzas … ocupan un espacio único, separado de la producción y el consumo. Es un espacio que genera ganancias al especular con todo tipo de artículos, desde dinero e inversión hasta metales y petróleo. Una de las claves de esta capacidad es la utilización de las matemáticas algorítmicas. La gente corriente no entiende o no conoce estas formas complejas de extracción de riqueza.

las finanzas han producido resultados positivos para muchos agentes. Han creado volúmenes formidables de riqueza. Pero para producir y acumular esa riqueza han utilizado a muchas otras entidades, causándoles un grave perjuicio: las enormes ganancias de las finanzas no han caído del cielo; fueron generadas, y eso implicó dañar a muchos otros actores: hogares, bancos tradicionales, empresas y gobiernos municipales, entre otros. Por ejemplo, el fondo de pensiones del sector público de California, CALPERS, ha sido durante mucho tiempo un fondo bien administrado que ha brindado beneficios significativos a sus jubilados. Pero CALPERS cayó en la trampa de los negocios financieros dudosos, cuyo interés no era el de los trabajadores jubilados, sino el suyo propio. El resultado fue que los nuevos gerentes se hicieron ricos, pero el fondo de los trabajadores perdió dinero, lo que afectó a los jubilados.
“·La banca tradicional es solo comercio, vende algo por un precio, mientras que las finanzas son extractivas”

Esto mismo ha ocurrido en otros fondos de pensiones de varios países occidentales. Por ejemplo, un equipo holandés de investigación comenzó recientemente a rastrear la gestión de fondos de pensiones holandeses, y parece que algunas de las inversiones podrían haber sido mejores. Ya han logrado reducir el porcentaje que se destina a las empresas financieras que manejan estos fondos.

Lo que está sucediendo con los fondos de pensiones administrados por firmas financieras solo empieza a arañar la superficie de todo el abuso que ha tenido lugar. Esto es algo serio. Y lo que complica las cosas es que no es solo corrupción, sino también la manipulación de los fondos de pensiones de los trabajadores de forma que generan beneficios excesivos para los gestores de los fondos. Esto no es tan difícil de hacer dada la complejidad de las finanzas y la dificultad para que el trabajador medio entienda lo que está sucediendo. Pero los datos están ahí: las pruebas revalan en varios casos que los encargados de los fondos de pensiones reciben demasiado dinero por su “trabajo” de administración.

De nuevo, según mi lectura, es otra forma de mostrar cómo las finanzas tienen una lógica de extracción. La banca tradicional es solo comercio, vende algo por un precio, mientras que las finanzas son extractivas.

… Las finanzas son como una mina: se extraen y, finalmente, no queda nada por extraer. Por eso digo que funciona como una curva. Existen límites a cuánto puede extraer el sector financiero, pero cuando las autoridades públicas se dan cuenta de los costes, el sector ya ha extraído mucho y puede seguir adelante.

… Para abordar estratégicamente el poder financiero es bueno recordar que tiene un componente material; no es totalmente abstracto. Por ejemplo, sabemos que hay edificios vacíos propiedad de bancos o corporaciones, y al mismo tiempo, tenemos una gran crisis de la vivienda y precios exorbitantes. Por lo tanto, el entorno construido en nuestras ciudades nos brinda una plataforma para hacer demandas, para protestar, una oportunidad para expresarnos.

Economistas, por favor, inventen algo, de Marga Mediavilla

What are the 10 Basic Causes of Cancers?, by Mark Sircus (at LewRockwell.com)

Thinking Clearly, Choosing Wisely: God Is Love, by Jack Kerwick (at LewRockwell.com)

No es violencia intrafamiliar: las palabras importan, de Octavio Salazar


Recomendaciones

16/06/2019

Todo el mundo miente, de J. M. Mulet

How and why did religion evolve?, by Brandon Ambrosino

Do humans have a “religion instinct”?, by Brandon Ambrosino

¿Está quebrada la Seguridad Social?, de Juan Ramón Rallo

La corrupción legalizada de las subvenciones públicas, de Juan Ramón Rallo