Tonterías selectas

Violencia contra la mujer: ¿ciencia o encubrimiento?, de María Vázquez Guerrero

Los trabajadores de esta fábrica griega demuestran cómo enfrentarse al capitalismo, de Aditya Chakrabortty

¿Es posible el altruismo en la gestación subrogada?, de Violeta Assiego

No existe el derecho a tener hijos por mucho que alguien desee cumplir el sueño de ser padre o de ser madre. Sí existe, en cambio, el derecho de la mujer a controlar su propia sexualidad, a decidir libre y responsablemente sobre su cuerpo y a hacerlo de manera informada y autónoma, sin coacción, discriminación ni violencia. Por eso, para hablar de regular la gestación subrogada en España es necesario aceptar y respetar estas premisas. De lo contrario estaremos abriendo la puerta al lado oscuro de esa realidad, el de los vientres de alquiler.

… es necesario controlar una realidad que está dejando de ser un fenómeno social para empezar a convertirse en asunto de orden público. Pero, ¿cómo hacerlo? Reconociendo y garantizando la autonomía, la integridad y la seguridad sexual y reproductiva de la mujer gestante. Poniendo en primer plano su libertad de decidir, incluida la posibilidad de que en cualquier momento se quiera echar atrás…

Otros aspectos determinantes serían que la gestación subrogada tenga lugar en España, que no se realice sin supervisión pública, que se suprima el papel de los intermediarios y, ante todo, que se haga en un marco de solidaridad. Es decir, que la gestación subrogada sea altruista. Pero, ¿por qué tendría que ser altruista? Porque si el objetivo final de la mujer –al renunciar a su maternidad biológica– es entregar un bebé a quienes sí constituirán la filiación biológica, desde un enfoque de derechos del niño, ese acto tiene que estar exento de cualquier tipo de contraprestación económica…

Obviamente, no todo se puede reducir a un acto de buena voluntad porque la puerta a que se cometan excesos y abusos está siendo precisamente no regular la gestación subrogada altruista. Hacerlo implicaría que la gestante pudiera retractarse en cualquier momento de su decisión; que el vínculo existente entre maternidad y mujer deje legalmente de existir; que se incorpore esta técnica de reproducción asistida a las ya existentes y se definan las vías de acceso; que se prohíba definitivamente el turismo procreacional y que, ya puestos, se revise a fondo, tal y como sugiere la tesis doctoral de la investigadora Sara Lafuente Funes, el mercado económico que está organizado en nuestro país por parte de las clínicas privadas en torno a las técnicas de reproducción asistida de todo tipo.

Sea como sea, garantizar los derechos reproductivos de las mujeres gestantes y el altruismo para velar por el interés superior del menor son premisas innegociables a la hora de hablar de una regulación de la gestación por subrogación.

A “Macroneconomic” Revolution?, by Anatole Kaletsky

My Cane, by Joseph Sobran

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: