Tonterías selectas

Nueve frases memorables para recordar a Zygmunt Bauman

Las empresas que no sean éticas, no pueden ser consideradas empresas, de Federico Buyolo García, director general de Cooperación de la Generalitat Valenciana

… en tan sólo dos siglos y medio, la economía mundial ha evolucionado casi de manera exponencial, en el último medio siglo hemos pasado de un PIB mundial de 1.353 billones de dólares a 73.892 billones, es decir un 5.461%. Sin embargo, este avance no ha supuesto una mejora ni cuantitativa ni cualitativa en la la calidad de vida de los ciudadanos, sino que ha servido para acrecentar la desigualdad y la pobreza.

Hoy el 1% más rico tiene tanto patrimonio como el resto de la ciudadanía junta. 795 millones de personas no tienen garantizada su seguridad alimentaria, mientras 600 millones, todas en países desarrollados, padecen sobrepeso. En España, los beneficios de las empresas del IBEX 35 supearon en 2016 los 30.000 millones de euros, mientras que la diferencia salarial se ha elevado a 110 veces el salario más bajo y donde la brecha entre hombres y mujeres está en torno a los 6.000 euros año por el mismo trabajo.

… Estamos viviendo una desmoralización de la economía, un paradigma donde la empresa actúa no como un instrumento para conseguir el beneficio de todos, sino como un fin que sólo tiene por objeto el aumento de la cuenta de resultados. Sin embargo, no se plantea un cambio del modelo, sino la implementación de una economía alternativa al modelo tradicional: economía social, economía del bien común, innovación social … este no puede ser el camino.

… Se abre un nuevo escenario mundial donde todos y todas nos hemos encomendado a trabajar por un nuevo orden mundial de justicia e igualdad. Las empresas no sólo deben preguntarse que puede aportar al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sino que deben configurarla en su misión y visión. Estas acciones no pueden convertirse en meras actuaciones testimoniales, sino que han de integrarse en su “ethos empresarial”, desde una visión ética de defensa y promoción de los derechos humanos. Las empresas que no sean éticas, no pueden ser consideradas empresas.

Por ello es necesario articular, como explica Adela Cortina, una economía ética donde la empresa asuma su papel como agente transformador de la sociedad y no, simplemente, como un instrumento de generación de beneficios empresariales. Hoy las compañías tienen que asumir el reto de contribuir con su acción a un desarrollo sostenible económico, social y medioambiental.

Los objetivos de la RSE han quedado obsoletos, la responsabilidad de las empresas ya no es sólo social, sino que desde una visión interna y externa las empresas han de integrar las tres dimensiones del desarrollo sostenible.

… Las compañías tienen una doble misión. Configurar la ética como vector de transformación de su actividad económica y por otro lado, contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible desde una acción comprometida con la mejora de las condiciones de vida de todos y todas. Es el momento de la acción. No hay más excusas. Sólo desde el compromiso global conseguiremos una sociedad justa e igualitaria que beneficie a todo el mundo.

Acabar con 34 empleos por un ordenador, de David Bollero

… no todas las tareas han de realizarse de un modo más rápido y eficiente si para conseguirlo eliminamos el trabajo de una persona. En muchos casos, debe primar la participación humana por encima del ahorro de costes que, en realidad, únicamente redunda en seguir hinchando la cuenta corriente del empresario de turno.

Cuando el euro es el problema, de Juan Laborda

La felicidad, entre la razón y las emociones, de Manuel Casado Velarde

Sucede que, desde hace ya mucho tiempo, siglos, una línea de pensamiento dominante viene conspirando por sistema contra esa facultad que llamamos razón. Para ese pensamiento hegemónico, el significado objetivo de la realidad se ha evaporado. Lo único que hay es pura facticidad desprovista de valor y de sentido. Hechos mostrencos a los que cada cual puede otorgar el significado que desee. Y esto, como se sabe, aplicado hasta a la propia biología y anatomía humanas. Se ha consumado un divorcio entre “hechos” y “valores” que ha cristalizado en la distinción positivista de “juicios de hecho” y “juicios de valor”, privando a los valores de su enraizamiento objetivo en la realidad.

Hoy solo se consideran válidos, en el debate público, los argumentos basados en la ciencia empírica, en lo experimentable: las ciencias naturales y sus aplicaciones prácticas. Y, en otro orden de cosas, lo emocional, que, a fin de cuentas, se resuelve en cuestiones de gustos, de preferencias subjetivas. “Emotivismo” lo ha llamado Alasdair MacIntyre en su Tras la virtud. Lo racional ha muerto.

Lo que está en juego en la cultura hoy dominante es nada menos que la capacidad humana de conocer la verdad, el significado de las cosas más allá de su pura materialidad, del placer o dolor que producen. Las élites intelectuales han perdido confianza en la razón como capacidad cognoscitiva. Han decretado que la pregunta por el sentido carece de sentido.

… Como ha escrito Joseph Ratzinger en diversas ocasiones, es preciso rehabilitar la razón. Hay que recordar a los que trabajan en las ciencias naturales que tanto sus investigaciones como sus aplicaciones prácticas están basadas en el hecho de que asumimos que el mundo tiene una racionalidad, unas leyes, que podemos descubrir y reproducir mediante nuestra razón. Una razón que, además, como escribía san Pablo en su Carta a los romanos, “es capaz de conocer con certeza que Dios existe a través de las cosas creadas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: