Tonterías selectas

¿Ganar más dinero siempre te hace más feliz? No, ni siquiera en sociedades capitalistas, de Jorge Guardiola, de Economistas sin Fronteras

Los nuevos resultados de la felicidad poco a poco romperán los paradigmas que hemos creado en torno a la verdad de la felicidad humana, contaminado por los valores capitalistas de egoísmo, individualismo, la destrucción de la naturaleza y la competitividad darwinista. Otros valores e ideas se reconocerán como más válidos, de tal forma que nos permitan a todas las personas ser libres para poder perseguir una vida feliz que merezca la pena. Alcanzar la felicidad de todos los seres humanos parece una meta utópica, e incluso radical. Pero analizando la situación con sentido común, tan utópica –o en este caso distópica– y radical parece la meta de crecer de forma infinita en un planeta con límites finitos, a través de la explotación de distintos colectivos de personas, de la naturaleza y de los animales. Esta distopía merece ser trascendida cuanto antes.

La Edad de Hielo, de Diego López Garrido

Cristina Fallarás: “La ultraderecha española está en el Gobierno, pero nadie se atreve a decirlo”

Ahora, los padres critican las tareas en casa, porque están todos parados.

… paso a paso, avanza un régimen totalitario y de ultraderecha. En España ni siquiera nos hemos atrevido a decir que la ultraderecha está en el Gobierno.

… El PP es ultraderecha. No hay dique de contención, hay asimilación.

… era más barato comprar un piso que alquilarlo. Fue una construcción falsa, que tiene que ver con la voluntad de empobrecimiento de la población. No es inocente: ¿por qué la empobreces? Para poder callarla. De ahí que después se implantase la ley mordaza, que restringe la libertad y sanciona a quienes protestan con multas.

… Los sindicatos y los derechos de los trabajadores han sido destruidos; el marxismo se lo ha apropiado el capitalismo financiero para eliminar la idea de la lucha de clases; nos imponen verdades inapelables que equiparan justicia social a terrorismo, lucha social a terrorismo, inmigración y dolor a terrorismo… Desaparecida la religión, crean un nuevo pecado, y eso tarda muchísimo en eliminarse. Hace no mucho tiempo, nadie se cuestionaba la jornada de ocho horas, el contrato fijo, las vacaciones, ni que un sueldo te iba a dar para una casa y para comer.

Entonces, ¿qué? Nuestro pacto social se basa en que yo trabajo para la sociedad a cambio de que ésta me permita vivir bajo techo y dar de comer a mis hijos. A cambio, no cruzo el semáforo en rojo, no mato, no robo, no violo a tu hija, no te arranco los dientes para comprarme una camisa… Pero si el trabajo ya no te permite vivir bajo techo ni dar de comer a tu familia, ¿por qué debería no robar? Durante una época, he robado habitualmente, porque para mí es más importante que mis hijos coman que respetar la norma de una sociedad que no me ampara.

… yo he robado donde he podido. Lo primero que robé fue un tubo de pasta de dientes en un supermercado, porque hacía tiempo que les explicaba a mis hijos que la higiene era importantísima y que había que cepillarse los dientes.

P: ¿Abolición o regulación de la prostitución?

Abolición inmediatamente. La prostitución y la pornografía generan un gran volumen de negocio a cambio del maltrato constante y brutal de la mujer, que con la globalización ha sido convertida en un bien industrial de consumo. Cuando me dicen que la mujer está mejor que nunca en el mundo, respondo que es así si pertenece a una élite blanca y culta. La mujer está peor que nunca en el mundo, porque antes le pegaba su marido y ahora es carne de esclavitud. Que en el siglo XXI no admitamos que vuelve a haber esclavitud es porque las esclavas son mujeres y no negros, aunque no los estoy comparando. No se ha abolido, se ha revivificado.

La nueva vida de la esclavitud, que es más brutal que la antigua porque maneja a más seres humanos y porque está permitida por personas que se consideran progresistas y defensoras de los derechos humanos, tiene que ver con la prostitución y con la pornografía. Todos tenemos un prostíbulo a menos de cien metros de su casa o de camino al pueblo, pero ninguno nos hemos plantado delante para preguntar cuántas esclavas sexuales hay dentro.

El abrazo de los demócratas al neoliberalismo fue lo que sentenció el futuro de EEUU, de Naomi Klein

La Teoría Monetaria Moderna contra la futilidad neomercantilista, de Esteban Cruz Hidalgo y Stuart Medina Miltimore, economistas y miembros de la Asociación por el Pleno Empleo y la Estabilidad de Precios (APEEP)

… en última instancia es la disponibilidad de recursos reales lo que limita la prosperidad; y por tanto, una vez que se han efectuado todas las decisiones de gasto del sector no gubernamental, la ocupación de los recursos ociosos restantes de manera productiva (en términos de bienestar social, sin necesidad de buscar el mero objetivo del lucro) es responsabilidad del gobierno.

…siempre se puede disponer de medidas políticas para modificar los resultados indeseables sin que deba recaer el peso de esta carga sobre los más desfavorecidos vía desempleo o bajada de salarios. Entre estas decisiones más justas están las restricciones a la importación de productos suntuarios, una reforma fiscal para desincentivar determinados consumos; o el reforzamiento de diversos aspectos regulatorios, muchos de los cuales actualmente se encuentran amenazados por tratados internacionales como el TTIP y el CETA. La soberanía monetaria no solo nos facultaría para apuntalar la inversión en I+D y fomentar un sector industrial fuerte, sino que permitiría sostener unos servicios públicos de calidad, nuestro sistema público de pensiones, y dar visibilidad a buena parte de la riqueza invisible de nuestra sociedad como es el trabajo de cuidados. Asimismo, nos permitiría hacer frente a retos urgentes que necesitan de cambios radicales que la lógica capitalista no contempla, como es la sustitución de hidrocarburos en el mix energético, hecho que a su vez reduciría nuestra dependencia energética del exterior.

… La soberanía monetaria es el pilar sobre el cual la izquierda ecologista y feminista puede levantar un sistema diferente. Por otro lado, los efectos contra la precariedad derivados del pleno empleo para acabar con el ejército de reserva de trabajadores bien deberían ser tenidos en consideración por los sindicatos para su revitalización en la lucha por la distribución. La sociedad necesita abrazar la Teoría Monetaria Moderna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: