Tonterías selectas

Somos la alternativa, de Pablo Iglesias

El gran error y el gran dolor causado por el neoliberalismo promovido por los partidos conservadores, liberales y socioliberales, de Vicenç Navarro

Venezuela se respeta (II), de Lidia Falcón

Crisis de la izquierda y triunfo del capitalismo, de Nicolás Guerra Aguiar

Gobernador BE: dedíquese a supervisar bien, de Alejandro Inurrieta

La obsesión del Banco de España con los salarios y los derechos laborales solo responden a una cruzada del mundo neoclásico contra el resurgir del neokeynesianismo, que hasta el FMI y la OCDE parecen abrazar, tras constatar que la deflación salarial y la pérdida de derechos laborales solo nos empujan hacia el abismo de la exclusión social, pobreza y desigualdad, cuyos efectos ya nadie discute que han llegado para quedarse. Las recetas de reducir los derechos de los trabajadores fijos para reducir la temporalidad son elucubraciones impropias de todo un gobernador, que debería saber que, aunque redujésemos a cero la indemnización por despido, la tasa de temporalidad se mantendría, porque el problema es de demanda efectiva y de exceso de financiarización de la economía que reduce drásticamente la inversión y el empleo.

… El problema del anquilosamiento intelectual que ha infectado a todas las instituciones occidentales es que no hay nadie valiente para cambiarlo, censurando y expulsando a todos aquellos que osen cuestionar los dogmas sobre impactos negativos de la bajada de salarios, de eliminación de la negociación colectiva o del exceso de transacciones financieras sobre la economía real… es imprescindible el último libro de Akerloff y Shiller: “La Economía de la Manipulación”, para entender cómo se está manipulando a la opinión pública, haciendo creer que nada se puede hacer, y que el empobrecimiento es irreversible gracias a las ventajas de la globalización y que los salarios, salvo los de los de arriba, deben seguir la senda de la reducción, porque eso nos hará competitivos, una de las mayores falacias si observamos, por ejemplo, el nivel salarial en Alemania u otros países muy competitivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: