Tonterías selectas

¿Hacia dónde nos conduce la austeridad?

Podemos no es quien ha enloquecido en España, de Juan Torres López

… como le suele pasar a quienes tienen servidumbres concretas con el sistema económico y financiero, cuando se pone de por medio Podemos y la posibilidad de que cambien algunas cosas importantes en España pierde la mesura y hasta la educación. Le salta el chip y no sabe sino recurrir al insulto y a la zafiedad, sin temor a mentir y a decir simplezas con tal de atacar como un lobo hambriento a Podemos. La yugular de Pablo Iglesias y sus colegas cotiza bien en el parqué de los medios que viven de los bancos y las grandes empresas y hay que ir a por ellos como sea.

… Miente McCoy cuando dice que solo apoyando a los planes de ahorro privados van a tener los cotizantes actuales un futuro mejor. Se trata de una de las grandes mentiras financieras que utilizan los partidarios de los fondos privados para defender los intereses de las entidades financieras. Si dentro de 20 o 30 o 40 años no hay ahorro para las pensiones públicas (por ejemplo, como dicen, porque las sociedades habrán envejecido y no haya suficientes cotizantes) tampoco lo podrá haber para las privadas. Eso es indefectiblemente así porque las pensiones de cada momento se pagan con el ahorro que haya en ese momento y si no hay ahorro para las públicas tampoco lo habrá para las privadas.

… Miente McCoy cuando dice que dinero del ahorro que la gente deposita en planes privados está “inmovilizado para que el titular pueda disfrutar de él cuando termine su vida laboral”. En realidad, está en continuo movimiento porque las gestoras de esos fondos lo utilizan para llevar a cabo inversiones. Y ese es el problema que no menciona McCoy porque esas inversiones, casi siempre puramente especulativas, son arriesgadísimas, muy peligrosas, de modo que continuamente provocan quiebras y que los ahorradores (sobre todo los de menor aportación) pierdan sus fondos.

… Miente McCoy cuando dice que las pensiones públicas son las que se van a convertir en impagables mientras que los planes de ahorro privado aseguran la pensión futura. La historia ha demostrado que los fondos privados son los que más han quebrado y que millones de personas en todo el mundo han perdido sus ahorros.

… Miente también McCoy porque no menciona que la única rentabilidad que proporcionan esos fondos es la que proviene de la desgravación fiscal. Como señala el informe del IESE que he mencionado arriba, la rentabilidad media de los fondos de pensiones privados en España entre 2008 y 2012 fue negativa en términos reales (descontando la inflación), y de los 257 fondos con al menos 15 años de historia, únicamente tres lograron una rentabilidad media superior a los bonos del Estado a 15 años.

… Miente McCoy cuando dice que “La sostenibilidad del sistema público de pensiones está aritméticamente en duda”. El sistema público de pensiones esta políticamente en duda, eso sí, pero multitud de investigadores han demostrado, aritméticamente como él dice, que puede ser perfectamente viable y que, en todo caso, si predominan las circunstancias que sus críticos aducen para ponerlo en duda entonces tampoco serán viables las pensiones privadas salvo, lógicamente, para quienes sean suficientemente ricos como para ahorrar a lo largo de su vida. Y, como hemos demostrado Vicenç Navarro y yo en nuestro libro Lo que tienes que saber para que no te roben la pensión, da la casualidad de que, con el paso del tiempo, se ha podido comprobar que quienes defienden aritméticamente la insostenibilidad de las pensiones públicas se han equivocado siempre, siempre, siempre en sus cálculos.

… McCoy oculta la verdad cuando no dice que “la mitad de los españoles no puede ahorrar más de 100 euros al mes” o que “un 44% sufre para hacer frente a los pagos y tiene dificultades para llegar a fin de mes”. Es decir, que nunca podrán generar los suficientes fondos a lo largo de su vida para financiar una pensión privada cuando ya no trabajen.

… McCoy solo dice la verdad cuando él mismo reconoce al final de su artículo que sus palabras son “palabra de patronal”. Efectivamente, su artículo es la palabra de la patronal de las entidades financieras que hacen el agosto a base de cobrar comisiones a los ahorradores, algo que McCoy oculta.

En fin, McCoy se ha mostrado como uno más de esos liberales que desprecian al Estado y a los impuestos pero que defiende que el Estado, es decir, la inmensa mayoría de los españoles, sufrague un negocio privado que despilfarra y que no tiene rentabilidad ni personal ni social, salvo para quien lo gestiona.

Quien ha enloquecido no es Podemos ni Izquierda Unida, ni los investigadores, ni la Unión Europea que también hacen la misma propuesta que critica McCoy. Quien enloquece son periodistas e ideólogos como él que, con tal de defender a los intereses de los más privilegiados, son capaces de tirar a la basura la realidad de los hechos para atacar a base de insultos a los compatriotas que no piensan como ellos.

Carlos Fernández Liria: “La censura actual es más eficaz que la de Franco”

La pura verdad es que en este país existe censura de prensa, que ya no es una censura de principiantes como la del franquismo, consistente en recortar lo que no interesaba que se publicase. Lo que funciona ahora es no contratar a quien no encaja en la línea editorial de un periódico. Hay miles de periodistas muy buenos en paro en este país.

… El problema que vemos muchos es que, bajo condiciones de capitalismo neoliberal, de dictadura financiera, es imposible republicanizar porque los parlamentos están atados de pies y manos por la deuda (recordemos el artículo constitucional que modificaron PP y PSOE para complacer a los poderes económicos). Los parlamentos tienen muy limitada su capacidad de legislar. Incluso cuando lo consiguen, hay que ver si les hacen caso. Para vencer al ala izquierdista de Syriza ya no hacen falta tanques, sino que basta con un golpe de Estado financiero. Nuestro proyecto es que las instituciones republicanas puedan legislar sobre economía, no que se arrodillen ante el amo económico. Tampoco es necesario suprimir el mercado, pero sí tener en cuenta la frase de Rafael Correa, que dijo que el mercado debe ser un esclavo, nunca un amo. Los problemas políticos que tenemos encima no se arreglan con más participación y más asambleas. Lo crucial es que en España no hay división de poderes: hay una dictadura económica y un poder político dividido. Lo que necesitamos son instituciones republicanas fuertes.

Celia, residente en un edificio ocupado: “Nos juzgan por reivindicar el derecho a la vivienda”

Manifiesto contra el trabajo gratis, de Eduardo Robaina y Daniel Domínguez, estudiantes de Periodismo en la UCM 

Los impulsores de este texto hacemos un llamamiento a todos los medios de comunicación, profesionales, facultades de Ciencias de la Información y la Comunicación, profesores, asociaciones, sindicatos, partidos políticos, etcétera, para que firmen esta iniciativa, con la única intención de dignificar una de las profesiones más importantes dentro de un estado democrático. Nosotros, los estudiantes y becarios, somos los futuros guardianes de la libertad, que dirían Herman y Chomsky, no una forma de rédito económico para las empresas. El principio 3ºI del Código Internacional de Ética Periodística de la UNESCO subraya esta idea: “La información en periodismo se entiende como bien social y no como un producto”. Los periodistas no podemos convertirnos en cómplices de la mercantilización del periodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: