Tonterías selectas

Varoufakis: “Una buena sociedad no es compatible con el capitalismo”

La tríada agroecológica, de Esther Vivas

El mito de las pensiones privadas, de Alejandro Inurrieta

Importemos también dignidad, de Elisa Beni

Reducir la prostitución, editorial de El País

Cada vez resulta más difícil a sus defensores sostener que se trata de un oficio ejercido libremente, y que como tal debe contribuir al beneficio colectivo con impuestos y cotizaciones sociales. La prostitución es un infame negocio, basado en gran parte en la trata de seres humanos. Desde ese punto de vista, la decisión francesa no es un paso decidido hacia la abolición del comercio sexual, pero sí hacia su reducción.

… la solución adoptada va en la dirección correcta. Conviene que tomen nota los países vecinos de Francia que mantienen todavía una amplia tolerancia hacia el ejercicio de la prostitución; y que, como en el caso de España, obscenamente pueden beneficiarse del incremento del turismo sexual que provoque el prohibicionismo francés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: