Tonterías selectas

El cambio climático, la mayor amenaza del siglo XXI, de Guillermo de la Dehesa

“Si los ricos no comparten, que tengan cuidado”, según el padre Ángel, de Mensajeros de la Paz

Viñeta de Forges

Los políticos en sus mistificaciones, de Lidia Falcón

La generación de la precariedad, de Miguel Ángel García Vega

… generación tras generación España pierde nivel de vida.

Emilio Ontiveros, responsable de Analistas Financieros Internacionales (AFI) … recurre al manual keynesiano y reclama la urgencia del plan Juncker. Una propuesta de 315.000 millones de euros entre 2015 y 2020 (que lleva el nombre del presidente la Comisión Europea) destinada a que Europa juegue en la primera división de la tecnología mundial. “Necesitamos ese plan de estímulos”, puntualiza Ontiveros, “no solo para impulsar la economía, sino para crear una mayor estabilidad social. Los españoles, los franceses, los griegos… están muy insatisfechos con su nivel de vida. Hay que romper esa sensación de interinidad que impregna las decisiones básicas de las familias”.

[según] Carlos Martín, director del Gabinete Económico de Comisiones Obreras (CC OO), “nos movemos hacia un empleo cada vez peor remunerado. Un espacio donde la brecha entre productividad y salarios lleva ampliándose desde 2012 debido a la reforma laboral del Gobierno. No estoy diciendo que se haya perdido toda una generación, pero una parte de estos jóvenes tendrá un nivel de vida inferior al de sus padres”.

… economistas como Branko Milanovic o Thomas Piketty se han encargado de contabilizar la injusticia y alertar de los efectos. Aunque pocos con la desolada lucidez del multimillonario Warren Buffett, quien en 2011 escribió en The New York Times: “Mientras las clases medias y bajas luchan por nosotros en Afganistán, mientras los norteamericanos pelean por ganarse la vida, nosotros, los megarricos, continuamos teniendo exenciones fiscales extraordinarias”.

En un sistema que parece diseñado para que la prosperidad de unos se haga a costa de los otros, las clases medias viven su particular Waterloo. En una sociedad empobrecida, individualista y fragmentada, resulta impensable un bienestar equitativamente distribuido sin la capacidad de compra de esas clases.

… En diciembre de 2011 el PP llegó al poder. Desde entonces el mercado laboral es aún más frágil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: