Tonterías selectas

La destrucción del pensamiento democrático, de Suso de Toro

Lo insaciable, de Joaquín Araújo

Izquierda Unida propone que nadie gane más de 6.500 euros mensuales

¿Un futuro sin trabajo?, de Vicenç Navarro

La violencia machista es terrorismo, de Lidia Falcón

… cuando asesinan a una mujer nos asesinan a todas, cuando maltratan a una mujer nos maltratan a todas, cuando violan a una mujer nos violan a todas.

… Estas cifras no escandalizan ni inquietan a los partidos políticos ni a los gobernantes, que no muestran el menor interés por la masacre de mujeres y niños que se produce en nuestro país cada año.

Tampoco los llamados movimientos sociales, del que los Indignados, el 15-M, la Plataforma contra los desahucios, las Mareas blancas y verdes y rojas, se han ganado tanto protagonismo, declaran  la menor preocupación por esta masacre. Los que se muestran tan solidarios con los desahuciados de las viviendas no sienten ninguna emoción ante los cadáveres de mujeres.

… La más grave indefensión en que se encuentran las víctimas es que deben ser ellas las que prueben la comisión de los delitos, según el principio de que todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario. Mientras el legislador se ha molestado en especificar, con resultados completamente nocivos, que la violencia de género es diferente a los demás delitos, no ha considerado que, en razón de ello mismo, se debería invertir la carga de la prueba, como se ha logrado en la legislación laboral.

… Únicamente el Movimiento Feminista ha sido protagonista en esta desigual lucha por visibilizar la violencia contra la mujer. Desde mi artículo en Vindicación Feminista de julio de 1976, denunciando la violencia machista, han tenido que transcurrir 40 años para que podamos realizar una Marcha a nivel nacional que manifieste claramente la indignación que nos invade, ante la evidencia de que el poder machista que sigue utilizando el terror y la violencia contra nosotras, está amparado por las instituciones del Estado. Porque la violencia machista es tan terrorismo como el etarra o el islámico, pero no se considera un asunto de Estado ya que las víctimas solo son mujeres.

Pero nosotras, como feministas, somos la vanguardia de la lucha, y aunque no tenemos medios económicos ni espónsores ni partidos ni gobiernos detrás, como los doce apóstoles, como los caballeros de la Tabla Redonda, como los ocho bolcheviques, como las primeras mártires de la Revolución Francesa y las sufragistas que redactaron el Manifiesto de Séneca Falls, y como Rosa Luxemburgo, Alejandra Kollöntai, Clara Zetkin, Clara Campoamor, y tantas otras que solas que cambiaron el mundo de su tiempo, estamos seguras de que este impulso de indignación e ira que sentimos ante la injusticia machista y los feminicidos de nuestro país que quedan impunes, será la chispa que incendiará la pradera y se extenderá rápidamente y logrará despertar las conciencias adormecidas y llevar nuestras exigencias hasta los indiferentes y machistas que nos gobiernan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: