Tonterías selectas

Las deudas del capitalismo con el Planeta, de David Bollero

Entrevista a Daniel Innerarity

El gran riesgo que corremos, con esta inercia en la que ahora estamos, es que la política llegue a ser algo irrelevante. Esa es la gran amenaza. Es decir, que las cosas se autoorganicen sin ninguna intervención expresa intencional de los seres humanos. Y el gran desafío es cómo conseguimos que la política pase de una lógica de la reparación a una lógica de la intervención, incluso de la anticipación.

… Yo creo que los partidos tienen mucho que decir en cuanto a la clarificación de las opciones y como lugar de formación y participación. También en el control de los electos, por supuesto. Otra cosa es que lo estén haciendo bastante mal, y probablemente los sindicatos también. ¿Pero hay algo peor que malos sindicatos? Sí, un mundo sin sindicatos. ¿Hay algo peor que malos partidos? Sí, un mundo sin partidos.

… en estos momentos la política es la única instancia posible, muy débil desgraciadamente, pero es la única instancia posible, para reparar, prevenir, anticiparse frente a las catástrofes de la tecnología financiera, energética, etcétera.

… La UE es el experimento político más interesante de los últimos años. No hay ningún precedente en la historia de la humanidad de unos Estados soberanos que renuncian a una parte de su soberanía para dotarse de una institucionalización común.

Volkswagen o la gran estafa del capitalismo, de Alejandro Inurrieta

La inmoralidad del secesionismo, de Ignacio Sánchez Cámara

La recuperación y nosotros que la queremos tanto, de Nacho Álverez, secretario de Economía de Podemos

Si queremos impulsar una verdadera recuperación será necesario poner punto y final a la austeridad. Pero esto no bastará. Deberá acompañarse de otras medidas estructurales: impulsar un Plan de Renta Garantizada que ponga a todos los hogares españoles por encima del umbral de la pobreza; fortalecer la política de I+D+i hasta situar a nuestro país en la media de la UE, facilitando con ello el desplazamiento de nuestro tejido productivo hacia segmentos de mayor valor añadido; acometer un plan de ahorro energético y de desarrollo de las renovables que reduzca nuestra dependencia importadora y reequilibre la balanza de pagos; incrementar sensiblemente el salario mínimo, desincentivar la contratación temporal e impulsar la conciliación de la vida personal y laboral; o impulsar una reestructuración de la deuda hipotecaria de los hogares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: