Tonterías selectas

¿Se está recuperando la economía europea?, de Vicenç Navarro

Disiento del FMI. Estamos ante un nuevo juego Ponzi, de Juan Laborda

¡La producción se ajusta a la demanda! La economía es dirigida por la demanda y no por las restricciones que dependen de la oferta y de las dotaciones existentes. Los factores del lado de la oferta no constituyen una restricción ni siquiera a largo plazo. El principio de demanda efectiva se aplica en todas las escalas temporales dado que la inversión determina causalmente el ahorro. Existen infinidad de equilibrios de largo plazo que dependen de las restricciones impuestas por la demanda y las instituciones. Los factores de oferta se ajustan.

Recaudar más para combatir la desigualdad, de Manuel de la Rocha Vázquez, secretario de Economía del PSOE

Viñeta de El Roto

La puta economía de Albert Rivera, de Cristina Fallarás

La prostitución supone la humillación de la mujer y una agresión flagrante contra el principio de igualdad.

… la prostitución es una actividad absolutamente indeseable.

… se normaliza la posibilidad de que una joven opte por la venta de su cuerpo como podría optar por ser cirujana, peluquera o conductora de trolebús, con la misma “naturalidad”. Esta opción resulta, en nuestra sociedad y alcanzado un cierto consenso sobre los derechos de la mujer, del todo implanteable.

… Fantasía #2: Algunas mujeres se prostituyen de manera voluntaria. En esa “manera voluntaria”, los partidarios de la legalización, como el sr. Rivera, incluyen a todas aquellas que no son raptadas, atadas o amenazadas para que otros usen su cuerpo. Sin embargo, deberían salir de ese grupo también todas aquellas que ejercen la prostitución por razones económicas o por falta de cualquier otro tipo de recursos con los que ganarse la vida. De las que quedan, cabe decir que su ejercicio voluntario no supone ningún argumento que permita considerar bueno ni deseable el ejercicio de la prostitución. El hecho de que un ser humano actúe de forma “voluntaria” no significa que sus actos resulten aceptables en nuestra sociedad. Así pues, de la misma forma que no permitimos la venta “voluntaria” de órganos ni el trabajo “voluntario” infantil, la prostitución “voluntaria” solo serviría como argumento a aquellos que manejan fines alevosos.

… los argumentos habitualmente esgrimidos para legalizar la prostitución me resultan entre insensatos y fantasiosos. Sin embargo, con sus consideraciones económicas, usted ha añadido una vileza que nadie esperaba a todo este asunto: la posibilidad de ganar dinero con el trabajo de las putas. Y sacar dinero del trabajo de las putas, candidato, tiene un nombre: Proxenetismo.

¡La tercera actividad económica de Europa! Hay que tener valor. Y encima usando la crisis como excusa, qué bajeza. Solo le ha faltado decir que si todas nos metiéramos a putas, igual bajaba el paro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: