Tonterías selectas

30/04/2014

La distancia entre el poder y la dignidad, de Marina Garcés

La falacia del vínculo salarios-productividad, de Fernando Luengo

Ricos, porque ellos lo valen, de Beatriz Gimeno, de EconoNuestra

Hay que aprovechar las elecciones europeas, de José Antonio Martín Pallín

La sanidad privada no es más eficiente, de Faustino Blanco, consejero de Sanidad de Asturias

Anuncios

Recomendaciones

29/04/2014

Some Basics of State Domination and Public Submission, by Robert Higgs

Demand-Side Policy Gave Us the Big Economic Fizzle, by Alan Reynolds

Out of Ammo? The Eroding Power of Central Banks

Hate economic inequality? Support Social Security reform, by Kevin Williamson

Segundo aviso a los bancos centrales, de Jesús Sánchez-Quiñones


Recomendaciones

28/04/2014

Living with Inequality, by Garett Jones

Capital in partial equilibrium, by Ryan Decker

La sanidad estadounidense no es un ejemplo de libre mercado, de Juan Ramón Rallo

Mario Soares, o la conciencia de la izquierda, de Carlos Rodríguez Braun

A libertarian utopia


Recomendaciones

27/04/2014

The new Marxism, by James Pethokoukis

The new Marxism, part two, by James Pethokoukis

The Piketty Phenomenon, by David Brooks

The World’s Resources Aren’t Running Out, by Matt Ridley

28 años de pánico a la radiación, de Manuel Fernández Ordóñez


Tonterías selectas

27/04/2014

Rafael Correa: “El problema de la economía está en quién es el que domina el poder”

Juan XXIII y Juan Pablo II, de Olegario González de Cardedal

Los hombres somos criaturas de Dios, hijos en un sentido, servidores en otro, y solo participando de su santidad superamos nuestra pobreza y nuestros pecados…

Los santos, siendo partícipes, reflejos y testigos de la grandeza de Dios, son igualmente exponentes de la grandeza y de la plenitud que el hombre puede alcanzar cuando se deja guiar y plenificar por Dios. Los santos son en la Iglesia como las vidrieras por las que en los templos pasa la luz del sol hacia dentro y brilla hacia fuera la luz interior del Misterio. En los santos se encuentran e identifican la gloria de Dios y la gloria del hombre: se han encontrado en todos los tiempos y lugares, en todas las culturas y crisis. Una canonización es el reconocimiento que hace la Iglesia de ese encuentro entre Dios y el hombre; que sigue siendo real, porque Dios no es nunca el antagonista del hombre y porque ambos tienen ya el mismo destino. Desde que Dios se hizo hombre, la vocación del hombre es participar de su vida y divinidad…

La Iglesia está al servicio de la santidad de Dios otorgada a los hombres por Jesucristo y en su Santo Espíritu. Esa es su aportación específica. Cuanta más santa sea, mayor será la fascinación y atracción ejercida, pero a la vez mayores el escándalo y el rechazo provocados. Porque en el mundo existe el mal objetivado en personas, ideas e instituciones, que rechazan a Dios. Los santos son ante todo su recordatorio y afirmación frente al olvido, el silencio, la negación o el rechazo de ese Dios.


Recomendaciones

26/04/2014

El estímulo innecesario y peligroso del Banco Central Europeo, de Daniel Lacalle

Liberal Pundits of the World Unite Over Thomas Piketty’s New Book, by David Harsanyi

¿Es lógico que España tenga un salario mínimo?, de Domingo Soriano

Mónica de Oriol tiene razón, de Manuel Llamas

We can’t wreck the climate unless we get rich, but if we get rich, we won’t wreck the climate, by Matt Ridley


Recomendaciones

25/04/2014

Poverty and Inequality, by Pedro Schwartz

Miguel Sebastián miente, de Juan Ramón Rallo

Why Militaries Mess Up So Often, by Megan McArdle

Capitalismo, filantropía y solidaridad voluntaria, de Pablo Martínez Bernal

Strange Eyeless Fish Creates Its Own Sonar Signals to “See”