Tonterías selectas

Suban el salario mínimo ya, por Paul Krugman

Olli Rehn: veredicto, culpable

Los peligros de la acumulación de efectivo, de Paul Krugman

La economía ‘sagrada’ de Charles Eisenstein

Benedicto XVI y la propiedad privada, de Pablo Iglesias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: