Recomendaciones

20/06/2012

Esa catástrofe llamada Mariano Rajoy, de Juan Ramón Rallo

When are ‘secure’ property rights bad for growth?, by Mark Koyama

The Truth About Spanish Austerity, by Ángel Martín Oro

Nuevo libro: “Una reforma realmente liberal”

Grecia no es el problema, de Juan Ramón Rallo


Recomendaciones

19/06/2012

Euro explosion, by John Cochrane

10 Bets You Will Always Win (video)

Fraude (Por qué la gran recesión) (video)

Did Humans Invent Music?

El rescate no logrará que fluya el crédito, de Juan Ramón Rallo


Tonterías selectas

18/06/2012

‘Dadme el control de la moneda de un país y no me importará quién hace las leyes’, de Pablo Pardo

El historiador Morris Berman disecciona los fallos del capitalismo y predice su final en «La raíces del fracaso americano»

Cuando la economía y el capitalismo se tiñen de verde, de Esther Vivas

Why Taxes Have To Be Raised On The Rich, by Robert Reich (video)

Carta abierta a Ferrán Mascarell, de Rosa Regás


Recomendaciones

17/06/2012

The Effectiveness of Science Videos

Una alternativa para sanear la banca española, de Juan Ramón Rallo

Passing the Bailout Buck, by Philipp Bagus

Al borde del colapso por los errores de Rajoy, de Gabriel Calzada

Pendientes de Atenas, mientras en Madrid arrecian las maniobras orquestales contra el Gobierno Rajoy, de Jesús Cacho


Una breve historia del dinero

17/06/2012

Conversación en Libertad con Luis Iglesias.


Desvergüenza minera

17/06/2012

Aquí.

Estamos hartos de que nos traten como a delincuentes. Somos trabajadores que luchamos contra un gran abuso: tratan de eliminar nuestra forma de vida.

Los mineros españoles son parásitos que viven permanentemente de la subvención estatal, es decir a costa de los demás. Son ellos quienes abusan del contribuyente y quienes pretenden mantener una forma de vida parasitaria. Con el uso de la violencia, los cortes de carreteras y otras “acciones reivindicativas” muestran claramente su naturaleza ocasional como delincuentes, que es lo que les permite mantener sus privilegios.

Los métodos son distintos, pero el objetivo es el mismo: aplastar a los trabajadores, que somos quienes mantenemos a la clase política.

Los mineros intentan presentarse como víctimas de los políticos, grupo incluso más impopular y nocivo que ellos mismos, y confundirse con el colectivo de los trabajadores, como si todos ellos fueran equivalentes y estuvieran igual de subsidiados y protegidos contra la competencia.

Nosotros, no es que estemos indignados, estamos hasta los cojones.

La indignación no da derecho a nada. Y quizás mucha gente esté indignada, sí, pero contra ellos.

Tengo aquí a 40 paisanos que darían la cara por mí en cualquier situación.

Efectivamente son un colectivo muy cohesionado, con una fuerte solidaridad interna: es algo necesario para unir esfuerzos y ejercer la violencia contra el resto del mundo.

El sector hay que salvarlo en su conjunto. Que no me hablen de la prima de riesgo. Hay fondos para crear empleo, había una planificación ordenada y se la quieren cargar de un plumazo. Se trata de un atentado contra el movimiento obrero.

La prima de riesgo, un problema común de todos los españoles, les trae sin cuidado. Lo que les importa es su sector, su nómina, sus ingresos. Tras realizar todo tipo de atentados contra la convivencia, tienen la total desfachatez de acusar a los demás de agresores.

Espero que la situación cambie, porque si no, alguien se puede hacer daño de verdad.

O sea que si no nos dan lo que queremos, alguien sufrirá: probablemente no será uno de los nuestros.

Faltan los lloriqueos habituales para intentar dar más pena y ocultar su auténtica naturaleza: que si la mina es muy dura, que si hay muchas familias o comarcas que dependen de la mina, que si no hay otras alternativas… Y también faltan los datos reales sobre sus salarios y sus prejubilaciones; y la historia de todos aquellos que no tienen empleo ni oportunidades pero no son mineros.


Tonterías selectas

16/06/2012

Europa al límite, de Felipe González

¿Hay que pagar la deuda?, de Esther Vivas

¿Cumple la economía con la leyes de la termodinámica?, de Marco Antonio Moreno

Jaque al Neoliberalismo

“Si a mí me pasa algo se sabrá la verdad sobre las renovables”