Nadie puede lamentar… Todos querríamos…

Según Gregorio Peces-Barba (sobre el aniversario de la muerte de Osama Bin Laden):

Es evidente que su conducta es merecedora de un reproche generalizado y que nadie puede lamentar su muerte, claramente beneficiosa para la humanidad.

Para los familiares y seguidores de Bin Laden quizás no sea tan evidente que su conducta sea merecedora de un reproche generalizado; y quizás ellos sí sean capaces de lamentar su muerte e incluso la lamenten. ¿O es que Peces-Barba quiere decir que está prohibido hacerlo?

Respecto al beneficio para la humanidad: ¿cómo lo ha estimado?; ¿conoce a todo el mundo y sabe qué les beneficia y perjudica y cuánto?; ¿y luego lo ha agregado todo para obtener un beneficio social neto?

… El hecho reiterado en otras ocasiones de la impartición del castigo por una especie de titularidad de la venganza más que de la acción de la justicia, cuya responsabilidad se atribuyen asimismo los Estados Unidos de América, transforma la condena en un asesinato y ensucia la trayectoria política de su presidente, que todos querríamos que fuera ejemplar.

¿”Todos” querríamos que fuera ejemplar? ¿Por qué esta manía de hablar (falazmente) en nombre de todos? ¿A quién se cree este individuo que representa?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: