Tonterías de Pablo Pardo sobre el liberalismo

Pablo Pardo no da crédito: tal vez porque carece de él.

Adam Smith habló de la ‘mano invisible’, o sea, de cómo la oferta y la demanda redundan en bien para toda la sociedad. En el Valle de San Fernando (o, como se le conoce coloquialmente, el Valle de San Pornando, por ser la capital mundial del porno) lo de la mano es demasiado obvio. Paseando por aquí me he acordado al economista de la Escuela Austriaca (es decir, admirador de Hayek y, por tanto, de Adam Smith) Peter Leeson, que ha escrito un libro de éxito titulado ‘El garfio invisible’, en el que explica la piratería (de ahí el garfio) desde los postulados del liberalismo clásico.

Aparte de que uno se acuerda de algo o recuerda algo, la “explicación” de la mano invisible es más bien pobre. Pretender que por ser economista de la Escuela Austriaca se debe ser admirador de Adam Smith revela que no se sabe gran cosa de la Escuela Austriaca, ya que algunos de sus miembros (Murray Rothbard, Jesús Huerta de Soto) son, con razón o sin ella, muy críticos con Adam Smith; admirar a Hayek no implica admirar a Smith.

Peter Leeson no explica la piratería desde los postulados del liberalismo clásico, sino desde la racionalidad económica de los piratas. El liberalismo clásico se basa en el respeto a los derechos de propiedad, algo que los piratas no practicaban, al menos respecto a sus víctimas.

El Valle de San Pornando es la quintaesencia del liberalismo (eso sí, no del liberalismo iusnaturalista): la industria dominante aquí ha crecido sin ayudas públicas—más bien con la hostilidad de los podres públicos—y, sabedora de que cualquier error podía acabar con la policía llevándose a sus directivos a comisaría, ha desarrollado códigos de buenas prácticas (no los llamaré éticos) muy estrictos. Por ejemplo, la filmación de determinadas aberraciones queda para la industria del Este de Europa. Ciertamente, la Nobel de Economía Elinor Ostrom debería venir a estudiar la gestión colectiva del morbo del Valle de San Fernando y dejarse del Tribunal de las Aguas de Valencia.

Tal vez se crea muy gracioso este periodista al describir la esencia del liberalismo, pero ¿está seguro de que la industria del porno no es compatible con el iusnaturalismo? Tal vez es que Pablo Pardo cree que el iusnaturalismo consiste en puritanismo de inspiración religiosa, lo cual de nuevo muestra que no está muy enterado acerca de la investigación sobre ética del liberalismo: quizás por eso no puede llamar éticos a los códigos estrictos de buenas prácticas (le ha faltado el chiste de llamarlos códigos inmorales).

Probablemente Elinor Ostrom ignore sus recomendaciones.

Así que Adam Smith, Friedrich Hayek y Karl Popper viven en el Valle de San Pornando. Ahora sólo queda ver cuánto van a tardar en mudarse a Internet.

Tal vez no sea el Adam Smith de “La teoría de los sentimientos morales”, ni el Friedrich Hayek que estudiaba el sustrato moral evolutivo de la sociedad. En Internet sus obras llevan ya tiempo presentes, pero a necios como Pablo Pardo no les llega la inteligencia como para entenderlos mínimamente.

 

One Response to Tonterías de Pablo Pardo sobre el liberalismo

  1. skeptic dice:

    Chico, no sé ni por qué te molestas en contestar estas tonterías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: