Las predicciones de Santiago Niño Becerra

Según Santiago Niño Becerra, economista:

Tras la gran depresión, se puso en marcha un nuevo modo de funcionamiento que hizo que las cosas fueran a más; pero se cometió un grave error al suponer que la cantidad de recursos (petróleo, minerales…) era inagotable.

Este es un comentario que se repite mucho pero nunca se ofrece una cita de algún economista (o cualquier otro pensador) que pensara o dijera algo así. De hecho la economía se basa en la escasez de los recursos, que parece lo contrario de que sean inagotables; los precios indican la escasez relativa; y si quiere tenerse cuenta la evolución futura del uso de los recursos puede recurrirse a los mercados de futuros. Los recursos inagotables no son bienes económicos sino bienes libres.

P: Y comenzó el gran desperdicio…

R: Sí, y ahora hemos llegado a una situación en que ese modo de funcionamiento se ha agotado, ya no podemos ir a más. La recuperación de la crisis estará basada en la productividad y en la eficiencia, lo que significa que sobra y sobrará sin remedio mano de obra.

Cualquier agente económico en un mercado libre intenta ser productivo y eficiente, conseguir más con menos: no va a ser algo nuevo. Aquellos que creen que algún recurso se está desperdiciando pueden pujar por él, competir en ese mercado y darle mejores usos: pero no suelen hacerlo, lo cual probablemente indica que se trata simplemente de una crítica intolerante respecto a cómo otros usan su riqueza. Además la eficiencia tiene límites económicos: cuanto más capital y tecnología se tenga más eficiente se puede ser, pero la inversión compite con el consumo presente.

Si la estructura de capital y las preferencias de los consumidores cambian, es posible que sobre mano de obra en algunos sectores: pero los empresarios pueden descubrir nuevos proyectos que la aprovechen; los deseos humanos nunca están plenamente satisfechos. Nunca sobra mano de obra en general en una economía libre.

P: Ese decrecimiento ¿será para todos o sólo a partir de la clase media para abajo?

R: Para todos. El realmente rico será el que cree valor, el que tenga una altísima productividad. Si ahora la sociedad está escindida entre ricos y pobres, a partir del 2010 lo estará entre los que generan valor y los que no.

En una economía libre los ricos y los que generan valor son básicamente lo mismo, ayer, hoy y mañana. No es nada nuevo.

P: Los que generan valor son comprables.

R: Creo que las altísimas remuneraciones de ciertos directivos van a desaparecer. Un dólar colocado en subprime en el 2003 se convertía en 80 en el 2007, y eso no es valor.

Si él estaba seguro de que eso no era valor, debería haber apostado a la baja contra las subprime y hacerse millonario.

P: ¿Las grandes corporaciones internacionales serán los reyes del mambo?

R: Sí, van a más.

P: Esto es muy peligroso.

R: En tanto en cuanto la política va a menos, sí.

No explica por qué son peligrosas las corporaciones internacionales, y parece que la política es inocente y carece de peligro.

P: Las compañías que controlan productos básicos como gas, agua, electricidad, teléfono ¿seguirán abusando?

R: Si nos estrujan, consumiremos menos. La renta media va a bajar. El problema es el despilfarro: en Badalona hay un punto en el que se pierde el 50% del agua, y hay zonas de Nueva York en las que se pierde el 40%. Vamos a tener que ser eficientes.

Parece no entender que quizás cueste más corregir esas pérdidas que simplemente asumirlas. Si se trata de un mercado libre, es posible pujar por el control de las empresas e intentar hacerlas más eficientes, pero no hay garantías de éxito. ¿Dónde suele haber clamorosas ineficiencias? En los sectores públicos, donde no hay clientes ni pruebas de beneficios o pérdidas.

P: ¿Cómo cambiar el modelo productivo?

R: Sin una cantidad impresionante de capital y un cambio de mentalidad brutal – que no se consigue ni en dos generaciones-,es imposible. Con el 2010 vamos a entrar en un parón de la actividad económica. No creo que quiebre ningún banco, porque el Estado los sostendrá, pero la gente no podrá sacar su dinero libremente porque si se vacían los bancos el Estado no podrá sostenerlos.

P: ¿Y los servicios básicos?

R: Posiblemente, sostenidos por el Estado.

P: ¿Regulación de consumo?

R: Sí, de materiales estratégicos, tanto a través del aumento de sus precios como de la restricción o denegación de su consumo. Cada persona podrá consumir un número determinado de litros de combustible al mes.

P: ¿Se acabarán determinados productos en los supermercados?

R: No, porque un sector que irá a más será la logística. Los camioneros tendrán que estudiar sus rutas y se les facilitará combustible para cubrirlas, pero para salir el fin de semana no habrá. Es decir, la cultura del todo es posible a base de crédito se acabó, y eso tiene un impacto en el modo de vida.

Al menos entiende la importancia del capital y de la mentalidad humana. Pero si está tan seguro de sus predicciones catastrofistas debe estar apostando en los mercados de futuros. ¿Lo está haciendo o es simplemente charlatanería para llamar la atención?

Respecto a la nacionalización de los servicios básicos, no está claro si está prediciendo o recomendando. Parece no entender cómo los precios resuelven los problemas de escasez (precios más altos incrementan oferta y reducen demanda).

Mezcla el crédito, que ha sido en su exceso y distorsión la causa esencial de esta crisis, pero lo mezcla de forma confusa con la escasez y la eficiencia.

Viviremos de acuerdo con las necesidades y no con los deseos. Impensable la renovación de vestuario cada temporada y ya está bajando el porcentaje de divorcios, todas esas cosas que antes generaban PIB.

Debería explicar qué diferencia esencial hay entre necesidades y deseos, si es que vamos a vivir a pan y agua, sectores en los cuales entonces convendría ir posicionándose. Y adiós al textil, claro.

P: ¿Guerras por los recursos?

R: Se irá a un reparto mundial de los recursos.

¿Mande? ¿Colectivismo a escala mundial? ¿No entiende que los recursos suelen controlarse localmente?

P: ¿Qué nos espera tras el capitalismo?

R: Estamos hablando del 2070. Hasta ahora, lo esencial ha sido el individuo. Vamos hacia un sistema grupal, consciente de que el todo es mayor que la suma de las partes, colaboraciones, asociaciones.

Algunos individuos no nos hemos enterado de lo esenciales que éramos en este sistema estatista. Al parecer vuelve el colectivismo: si fuera cierto, las peores predicciones serían acertadas.

6 Responses to Las predicciones de Santiago Niño Becerra

  1. jashondo dice:

    Destila marxismo.Basicamente lo que quiere es vender su libro.Lastima que ahora esconda sus teorias astrologicas y los rollos de pluton.Hacia mucha gracia.

  2. yo dice:

    “Cualquier agente económico en un mercado libre intenta ser productivo y eficiente, conseguir más con menos: no va a ser algo nuevo.”

    Pero… tu has oido hablar del boom de la construccion??? y de la industria del automovil??

    “En una economía libre los ricos y los que generan valor son básicamente lo mismo, ayer, hoy y mañana. ”

    Repito: has oido hablar del caso de la vivienda en España o el del automovil en EEUU?

    y por ultimo “los recursos suelen controlarse localmente”… no tiene precio.

  3. bananablue dice:

    solo lo esencial permanecerá

  4. Caesar dice:

    No hay más ciego que el que no quiere ver:

    Mi teoría es que la crisis va a ser en w por los siguientes motivos:

    1.- Los efectos de los gastos e inversiones realizadas por los gobiernos tienen a medida que una sociedad es más desarrollada un menor impacto en el tiempo y el espacio. El efecto multipicador keynesiano tiene cada vez menor impacto (en el espacio y el tiempo), porque los mayores ingresos, o menores costes, son destinados más a ahorro que al consumo/inversión en una situación de fuerte incertidumbre económica.

    2.- Los efectos de las medidas tomadas a largo plazo tardarán en producir sus efectos.

    3.- El nivel de endeudamieto está en el mismo estadio que cuando comenzó la crisis. El proceso de desapalancamiento es dilatado en el tiempo, a medida que se pagan los préstamos y no se concertan nuevos.

    4.- Los criterios de otorgamiento de préstamos se han enedurecido y su coste ha aumentado, a pesar de los esfuerzos de los gobiernos y de los bancos centrales para otorgar liquidez, suponiendo un rescate más al sistema bancario que un rescate a la economía real. Esto se debe a que los bancos necesitan aumentar sus márgenes ante los mayores riesgos y las pérdidas acumuladas en sus balances.

    5.- Los activos toxicos siguen estando, o bien filializados, en los balances de los gobiernos, u ocultados contablemente acabando con el principio de valor de mercado de los activos en los balances.

    6.- El paro ha aumentado, y la velocidad de su rebaja va a ser muy inferior al que aumentó el paro.

    7.- La capacidad de consumo endógeno (sin necesidad de crédito) de las clases medias y bajas sigue donde estaba o incluso se ha reducido (desemploo), y los precios no han caido lo sficiente para aumentar su capacidad adquisitiva, y creo que no lo podrán hacer si el sistema de producción de energía sigue siendo el mismo.

    8.- Las arcas de los estados están vacías, con altos niveles de déficit y enedudamiento, que deberán ser paliadas mediante aumentos de impuestos o rebaja de gastos.

    9.- Los problemas de producción de materias primas, ente ellas las enegéticas siguen teniendo el mismo componente inflacionario que el causó la crisis anulando el avance de la productividad de los avances tecnológicos. Ayer el petróleo Brent tocó los 70$.

    10.- No se ha llevado a cabo ninguna reforma de las prometidas en Washington o en Londres, con lo que el riesgo o inversión especulativa sigue estando primado sobre el riesgo o inversión producutiva.

    Conclusión, seguimos teniendo los mismos problemas (energéticos, sobreendeudamiento, estancamiento de los niveles de renta de las clases medias y bajas, activos tóxicos, productividad maniatada por los costes de las materias primas), o peores (déficit públicos, paro, oferta monetaria excesiva).

    Mi impresión es que este repunte de la economía es un fuego de artificio derivado de los gastos públicos y del aumento de la oferta monetaria, que ha reactivado de forma muy limitada la economía real, y ha mantenido los precios y ha inflacionado los mercados financieros.

    Pero es un efecto muy limitado, porque los problemas siguen estando ahí.

    Este mini-ciclo alcista en un mercado bajista ha sido una señal falsa.

    Los brotes se van a marchitar antes de florecer, la planta sigue enferma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: