Juan José Almagro y la responsabilidad social corporativa

Juan José Almagro, director general de comunicación y responsabilidad social del grupo Mapfre, es uno de los principales representantes en España de esa sandez sermoneadora que es la responsabilidad social corporativa. Algunos de sus defensores, seres moralmente superiores, se juntan en Alternativa Responsable.

En esta entrevista Almagro define la RSC como “El compromiso que hoy tiene que asumir la empresa o la institución como consecuencia del nuevo papel que le corresponde jugar en el mundo económico y social.” Conviene pararse a analizar con cuidado esto: resulta que a la empresa “le corresponde” jugar un nuevo papel. O sea que antes tenía otro papel distinto y ahora de algún modo, porque no se explica de dónde sale, tiene un papel nuevo (quizás adicional). Es clave esta ocultación del origen del nuevo papel, porque lo que se está camuflando son las particulares preferencias subjetivas de los promotores de la RSC. A la empresa no “le corresponde” nada así en forma impersonal: una empresa es de sus accionistas, que escogen a unos directivos y se relacionan con unos proveedores y unos trabajadores para producir bienes y servicios que ofrecer a unos consumidores e intentar obtener beneficios. Todo dentro de un marco legal donde se respeten los derechos de propiedad y la libertad contractual. Los pesados de la RSC son metomentodo a quienes les encanta decirle a todo el mundo lo que tienen que hacer. Y como las empresas hoy día son muy poderosas, muchas personas que no son capaces por sí mismos de producir nada valioso intentan influir a aquellas organizaciones que sí lo hacen.

Pero según Almagro “La sociedad demanda a la empresa generar empleo; ser innovadora, eficiente y competitiva. También ser capaz de hacer todo esto en un entorno más humano y habitable, y además comprometerse socialmente.” Usando ese lenguaje holístico típicamente chapucero de los colectivistas, se pone a hablar en nombre de la sociedad, como si nos representara a todos, y lo hace para transmitir exigencias: no se trata de producir riqueza eficientemente (usando los mínimos recursos posibles), sino de generar empleo (para colocar a todo el mundo, se supone, que ser empresario es muy cansado y arriesgado y mejor reclamar un puesto de trabajo). La innovación, la eficiencia y la competitividad son fenómenos que tienden a suceder de forma espontánea en un mercado libre, es una memez pretender que se consiguen porque “la sociedad” lo demande. Lo del compromiso social revela que hay profesionales que no han alcanzado la madurez y que siguen en un estado perpetuo de adolescencia que reclama mucho activismo y compromiso por el bien de la sociedad: pero no sólo para ellos, sobre todo se trata de exigírselo a otros.

Su opinión sobre la organización empresarial es curiosa:

Las áreas de recursos humanos, de comunicación y la dirección de responsabilidad social corporativa tienen que ser capaces de instaurar procesos de comunicación permanentes en la organización. La empresa moderna debe ser absolutamente transparente.

La comunicación es muy importante para los seres humanos, y muchos problemas se deben a fallos en la misma. Pero de ahí a pretender que una empresa debe ser “absolutamente transparente” hay un gran trecho. ¿Todo el mundo debe tener acceso a toda la información? ¿No hay información sensible, secretos comerciales, estrategias que no quieren revelarse a la competencia? ¿Debe todo el mundo poder fisgar en las relaciones contractuales de todos los demás?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: