Loretta Napoleoni, Thatcher y el neoliberalismo

Loretta Napoleoni, economista italiana, reclama una nueva teoría económica.

Asegura que “Poco después de que quebrara el socialismo, también el neoliberalismo ha caído hecho añicos. Arrollados por semejante cataclismo, los Gobiernos utilizan la economía como los bomberos la manguera: lanzan agua allí donde hay más fuego, tratando de salvar lo salvable. Claro que su misión es la de detener el avance del fuego, no la de reconstruir lo que se quema. Serían necesarios arquitectos e ingenieros para hacerlo, pero no están disponibles.”

No está claro a qué se refiere con “neoliberalismo”, así que su afirmación al respecto es difícil de juzgar. Pero pretende que los gobiernos son bomberos salvadores, cuando en realidad son más bien pirómanos inconscientes. Para entenderlo es necesario ser un buen economista, y no parece el caso de Napoleoni. Según ella “ningún Gobierno tiene a mano una nueva teoría económica, un modelo que seguir, puesto que durante treinta años se han acomodado al sistema creado por Margaret Thatcher, la Dama de Hierro. Y ése es el verdadero peligro de la recesión, la ausencia de una alternativa al modelo del libre mercado.”

El modelo de libre mercado no se ha aplicado de forma consistente: existen los bancos centrales con su monopolio de emisión de moneda de curso legal y las múltiples garantías estatales a bancos y depositantes. El modelo estatal dominante de los últimos años ha sido el socialdemócrata con leves tintes liberales en pocos casos. El monetarismo no es tan diferente del keynesianismo como muchos creen.

“Durante varios años, Reino Unido vende sus joyas: escuelas, parques, hospitales, y hasta los transportes y la telefonía acaban en manos privadas”. Pretender que los “bienes” controlados por el Estado son joyas es un pelín ridículo: más bien son recursos desaprovechados que mejoran en manos privadas. Pero Thatcher no privatizó la enseñanza ni la sanidad, y la afirmación de que vendió los parques resulta descabellada: ¿todos los parques?, ¿a quién? ¿El “hasta” de los transportes y la telefonía implica que tienen algo especial que hace especialmente osada o errónea su privatización en comparación con los otros elementos de su lista?

“El caballo de batalla del nuevo sistema económico pasa a ser la privatización, un virus entero y verdadero. Desde Londres, los bancos internacionales guían su contagio embolsándose cifras de vértigo mediante sus asesorías.”

¿La privatización es un virus? ¿Contagioso? Si Napoleoni está jugando a los médicos (como economista obviamente no da la talla) su diagnóstico es patético. ¿Por las asesorías sólo pueden cobrarse cifras que no den vértigo?

“El modelo thatcheriano se presenta como el esquema económico de la globalización, un modelo que, sin embargo, funciona sólo en algunos países y que no resiste la prueba del tiempo. En Rusia crea la casta de los oligarcas; en Estados Unidos da vida a los abusos financieros que han arrastrado a la economía mundial a la recesión, y hasta en Reino Unido la herencia de la Thatcher consiste en el caos económico.”

O sea que los rusos han copiado a Thatcher pero les ha salido mal: risible. Pretender que lo poco que se ha liberalizado es lo que ha causado la crisis económica revela que no se conocen los problemas que causan los elementos estatales que quedan por privatizar en los ámbitos de la moneda y el crédito.

Algún acierto: “¿Cuál es la solución? No puede serlo el lavado de cara que todos los Gobiernos parecen preferir: elevación de las cuotas fiscales, creación a partir de la nada de más papel moneda, nacionalizaciones y potenciación del sistema social. La alternativa no puede ser el retorno al viejo socialismo, sino una nueva teoría económica. Una que funcione durante los próximos 30 años, hasta la próxima crisis. La economía no es una ciencia exacta y la teoría perfecta no existe.”

Si Napoleoni conociera todas las teorías económicas y fuera capaz de analizarlas con rigor, no reclamaría una nueva, porque ya existe: es la teoría de la escuela austriaca de economía (Menger, Mises, Hayek) complementada con la escuela de la elección pública (Buchanan, Tullock). Como no las conoce o domina, no puede entender lo que ha sucedido.

One Response to Loretta Napoleoni, Thatcher y el neoliberalismo

  1. jfotero dice:

    Aquí me tienes, Paco, enredando en Intelib. Algunas veces, de tanto leer de “cristianos y de moros”, me pregunto si lo de la libertad es un mito. A pesar de ser deseable, es inalcanzable.
    Tras esta reflexión, y siendo consciente de que hubiera sido más divertido comentar un artículo de religión, que es donde tienes la guerra de guerrillas, me despido pues a las 6 tocan diana. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: