Recomendaciones

21/11/2017

Roger Scruton’s Fallacious Argument in “On Human Nature”, by Larry Arnhart

Las lecciones de la gran recesión, de Lorenzo Bernaldo de Quirós

Soraya y sus dos grandes peones en el periodismo canalla, de Jesús Cacho

Papeles del infierno, de Adrià Pérez Martí

‘Fake news’ sobre el fin del mundo, de José Carlos Rodríguez

Anuncios

Tonterías selectas

21/11/2017

Una implosión mayor y más rápida que en nuestras peores pesadillas, de Jorge Riechmann

Franco no ha muerto, de Vicenç Navarro

Crece la desigualdad, pero nadie habla de ello, de José A. Llosa, equipo de investigación Workforall de la Universidad de Oviedo

Entrevista a María Luisa Moltó, cátedra de Economía Feminista en la Universidad de Valencia

Por qué todos deberíamos trabajar cuatro días a la semana, de Owen Jones


Tonterías selectas

19/11/2017

La violación, castigo para mujeres, de Lidia Falcón

John Davis: “Soy ingeniero informático y afirmo que la tierra es plana”

El coche eléctrico no es la solución, de José Luis Llorente, de EconoNuestra

El conchabe entre la banca y el regulador, de Juan Laborda

Papá Estado deja que nos maten, de Andrea Momoitio


Tonterías selectas

18/11/2017

No se puede jugar con el futuro de las pensiones, de Miguel Ángel Heredia Díaz, diputado del PSOE por Málaga

La montaña de deudas privadas de las grandes empresas estará en el corazón de la próxima crisis financiera, de Eric Toussaint

Por un contrato (social) indefinido, de Íñigo Errejón

I may be in prison but we Catalans will keep up the struggle, by Oriol Junqueras

El congelamiento moral global, de José Domínguez Ortega


Tonterías selectas

18/11/2017

Los prostíbulos del capitalismo, de Emir Sader

Salarios, desigualdad y cumbre social de Götemburg, de Lucía Vicent, investigadora del ICEI-UCM y miembro de Fuhem Ecosocial, María Eugenia Ruíz-Gálvez Juzgado, investigadora del ICEI UCM, y Fernando Luengo, economista y miembro del círculo de Chamberí de Podemos

Joan Mena, diputado de En Comú Podem: “El único adoctrinamiento escolar que existe es el que hacen los centros religiosos del Opus Dei financiados con dinero público”

Pasqualina Curcio, profesora e investigadora en la Universidad Simón Bolívar: “El modelo socialista no ha fracasado en Venezuela, hay una guerra económica”

Bankia, pública, de Carlos Sánchez Mato


Recomendaciones

18/11/2017

Here are some of the craziest fake stories that Russia launched in the past three weeks

¿Fue la Revolución rusa un éxito económico? (I), de Juan Ramón Rallo

¿Fue la Revolución rusa un éxito económico? (II), de Juan Ramón Rallo

Paradise Papers: el riesgo de mezclarlo todo, de Juan Ramón Rallo

The Lockean Social Contract in Ancient Mesopotamia, by Larry Arnhart


Tonterías selectas

15/11/2017

Jóvenes, ciudadanos del mundo, es tiempo de acción, de Federico Mayor Zaragoza

The Clear & Present Danger of a Global Cooling not Warming, by Martin Armstrong

España colidera el ranking de trabajadores pobres, de Alejandro Inurrieta

El Ejército obliga a soldados a ir a una charla religiosa del arzobispo castrense

Discriminación salarial, editorial de El País

Examinando los datos con detalle se observan peligrosas discriminaciones. La brecha salarial existente entre hombres y mujeres evidencia que el mercado laboral sigue privilegiando injustificadamente a los trabajadores masculinos. Mientras el salario medio bruto de ellos es de 2.075 euros mensuales, ellas perciben 1.661. Además, el número de mujeres que ganan menos de mil euros es el doble que el de hombres. Las trabajadoras asumen los empleos peor retribuidos, son víctimas propiciatorias de la temporalidad y tienen más dificultades para desarrollar sus carreras profesionales. Todos estos elementos contribuyen a consolidar una brecha salarial que resulta a todas luces intolerable.

Es precisamente ahora, en un momento en el que la economía crece a un ritmo del 3% y genera medio millón de puestos de trabajo al año, cuando los partidos, el Gobierno, las asociaciones empresariales y los sindicatos deberían adoptar medidas que corrigieran de una vez las discriminaciones salariales por razón de género. Son injustas y antidemocráticas.