Recomendaciones

12/12/2017

Maldito parné, de Carlos Rodríguez Braun

El valor intrínseco de bitcoin no es cero, de Juan Ramón Rallo

Solo el 9% de españoles cree que sin impuestos se viviría mejor

El ataque de los zombis keynesianos, de Juan Ramón Rallo

The dangers of dark nudging, by Tim Harford

Anuncios

Tonterías selectas

12/12/2017

Los fondos buitre aceleran una brutal desposesión de las familias endeudadas, de Éric Toussaint

Las cosas del bitcoin que conviene preguntarse… para despertar de la fantasía, de Alberto Artero

¿Es posible una sociedad sostenible?, de Txaro Goñi, de Economistas sin Fronteras

Bitcoin, el osito de peluche de los especuladores, de Pablo Pardo

Dar valor a algo que no lo tiene es normal en los mercados financieros. El oro, por ejemplo, sólo tiene un uso limitado industrial. El hecho de que valga como depósito de valor es absurdo. Por la misma regla de tres que algunos defienden el patrón oro, podrían defender la esclavitud: siempre se ha aplicado, así que algo tendrá de bueno.

El bitcoin es todavía peor porque no tiene siquiera un uso remotamente útil, salvo que uno quiera blanquear dinero. Pero su popularidad, y el hecho de que a partir de esta semana empiece a haber derivados en mercados financieros basados en él, puede tener consecuencias. Los derivados tienden a amplificar los movimientos de los activos en los que se basan (aunque ese activo sea sólo un programa informático que no vale para nada), por lo que cualquier movimiento del bitcoin, que opera en mercados que no están regulados, no son transparentes y no tienen liquidez, puede tener implicaciones en otras áreas del sector financiero. Al mismo tiempo, el valor de empresas que hacen ‘software’ con el que extraer bitcoin, como Nvidia, AMD, e Intel, está subiendo. Es algo absurdo, porque ésas son empresas tan gigantes, que no ven afectada la demanda de sus productos por la fiebre del bitcoin. Pero muchos ven la compra de sus títulos como una estrategia alternativa a la adquisición de bitcoin.

Todos los bitcoins que hay en el mundo valen alrededor de 270.000 millones de dólares (229.000 millones de euros), que es bastante menos que, por ejemplo, Facebook. Pero, si las ramificaciones de esta manía especulativa siguen creciendo, el día en que el precio de la criptodivisa se estrelle, será mucho peor que lo que pasó con los Beanie Babies.

¡Exijamos una política industrial activa!, de Juan Laborda


Tonterías selectas

09/12/2017

La quiebra premeditada de la Seguridad Social, de Juan Carlos Escudier

Christian Tod y su película ‘Renta básica ¿una utopía posible?’

Si no es feminista no es nuestra constitución, de Beatriz Gimeno, diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid

¿La cuarta crisis de régimen?, de Clara Serra Sánchez, diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid y presidenta de la Comisión de la Mujer

Entrevista a Joaquín Pérez, secretario general de la Unión Sindical Obrera (USO)

“Sobre precariedad, tenemos una propuesta fiscal ambiciosa. Con todos estos nuevos empleos que están precarizando el empleo como nunca: ¿cómo vamos a tratar igual a una empresa que genera empleo y a una que no lo genera”. ¿Y eso cómo se concreta? “Hay que pegarle un sablazo a la que no genera empleo. Las empresas deben devolver lo que están recibiendo de la sociedad, que es dejarles operar, una legislación, un mercado, una protección. O lo devuelven en forma de empleo o vía impositiva”.

“Digo que todas las empresas que están viniendo ahora (Glovo, Deliveroo, Amazon, Uber), lo que hacen es destruir empleo estable, que ya existía —los repartidores ya existían, podían existir repartidores por cuenta ajena, que es como debían estar— y están generando empleo basura. Es injusto que una empresa de reparto con los trabajadores contratados tenga que pagar lo mismo que estas compañías”.

Esta es una de las propuestas contra la precariedad. También defiende el boicot comercial: “Tenemos que ser creativo. Las antiguas fórmulas valdrán en algunos casos, pero en otros no. Seguramente la movilización que podemos hacer es que todos quitemos unas cuantas app de los móviles o que no las usemos una semana. Se trata de volver a la solidaridad obrera. Ahora en vez de cortar una carretera…”.

Pérez cree que los salarios deberían subir: “Sí, tienen que crecer mucho”. USO en los convenios que negocia pide aumentos del 2,5% al 3,5% y recuperar lo perdido en la crisis.


Recomendaciones

08/12/2017

Manipulación sesgada, de Carlos Rodríguez Braun

When Should You Defy Orthodoxy?, by Arnold Kling

Is Quantum Theory About Reality or What We Know?, by James Owen Weatherall

Is There a Limit to Scientific Understanding?, by Martin Rees

Why Garbage Science Gets Published, by By Adam Marcus & Ivan Oransky


Tonterías selectas

08/12/2017

Planes de pensiones privados: no nos hagan creer que es inevitable cuando es ideológico, de Lucrecia Hevia

Una renta básica universal que nos permita vivir como en Star Trek

Bitcoin, una mina a la deriva, editorial de El País

Los privilegios de las élites: la fuente de la desigualdad, de Juan Laborda

Una Constitución sin mujeres no es Constitución, de Octavio Salazar


Recomendaciones

07/12/2017

Shy Elk and Bold Birds Become Partners in the Wilderness

Why Addict’s Deaths Are Not a Social Cost of Opioid Consumption, by Pierre Lemieux

Hay que acabar con la irresponsabilidad autonómica, de Juan Ramón Rallo

Progreso: el mundo nunca ha sido un lugar mejor, de Ignacio Moncada

Las empresas españolas no se han forrado con la crisis, de Juan Ramón Rallo


Recomendaciones

06/12/2017

Private Governance, Public Governance and Sexual Harassment, by Russ Roberts

Religión en las aulas, exenciones fiscales y financiación pública: los privilegios de la Iglesia que blindó la Constitución del 78

Against Overgendering Harassment, by Scott Alexander

Expertos de distintos campos desmontan al conferenciante José Luis Cordeiro

The Dishonesty and Sophistry of Stephen Meyer’s Intelligent Design Theory, by Larry Arnhart