George Monbiot does not like Ayn Rand

06/03/2012

George Monbiot does not like Ayn Rand:

It has a fair claim to be the ugliest philosophy the postwar world has produced. Selfishness, it contends, is good, altruism evil, empathy and compassion are irrational and destructive. The poor deserve to die; the rich deserve unmediated power. It has already been tested, and has failed spectacularly and catastrophically. Yet the belief system constructed by Ayn Rand, who died 30 years ago today, has never been more popular or influential.

George Monbiot does not say that he finds Rand’s philosophy ugly: no, it is ugly, like an objective fact indepedent of himself and his particular tastes. At least he uses some relativity of valuations… just in order to make it the ugliest.

Her views on altruism, empathy and compassion are problematic, but what she mainly criticizes is the coercive version of all of them, how they are abused by interventionists everywhere in order to justify statism, socialism and communism.

I do not remember any quote from Rand saying that the poor deserve to die: maybe Monbiot can provide it; or perhaps not. The same goes for the unmediated power of the rich: Rand distinguishes the deserving rich, those who have success in producing and exchanging value, from the parasitic rich, those who receive favors from government.

There are always limits to the power of any one, poor or rich: the property of others. Capitalism does not mean “no limits”.

Capitalism has been tested and it has not failed. But of course Monbiot cannot understand or accept this fact. The failures and castastrophes are due to its absence.

She described the poor and weak as “refuse” and “parasites”, and excoriated anyone seeking to assist them.

Again: references, please?; quotes, if possible not out of context?

Atlas Shrugged, published in 1957, depicts a United States crippled by government intervention in which heroic millionaires struggle against a nation of spongers. The millionaires, whom she portrays as Atlas holding the world aloft, withdraw their labour, with the result that the nation collapses. It is rescued, through unregulated greed and selfishness, by one of the heroic plutocrats, John Galt.

They weren’t just millionaires but creative entrepreneurs who had generated abundant wealth but were being prevented from continuing to do so by state regulation. Not all the good characters are rich, though. Describing John Galt as a plutocrat suggests Monbiot has either not read or not understood the book.

The poor die like flies as a result of government programmes and their own sloth and fecklessness. Those who try to help them are gassed.

Those who try to help the poor are gassed? All of them? I probably missed that part of the story. Or maybe it is nowhere to be found.

Rand’s is the philosophy of the psychopath, a misanthropic fantasy of cruelty, revenge and greed.

This a cool and impartial rational analysis of philosophical ideas, isn’t it? Have you noticed how Monbiot uses bad sounding words against Rand? Cruelty, revenge, greed… Man, is she wicked…

… she has become to the new right what Karl Marx once was to the left: a demigod…

Well, Marx’s ideas have a few million dead already on them. It is good to know that he is just something from the past to the left. Or is he?

Like all philosophies, Objectivism is absorbed, secondhand, by people who have never read it.

Monbiot has obviously not absorbed it, and probably he has not read it either. Not even secondhand, it seems. Maybe thirdhand.

… the sneering, jeering bloggers who write for the Telegraph and the Spectator, mocking compassion and empathy, attacking efforts to make the world a kinder place.

Do some people dare mock compassion and empathy? How can that be? And also attack efforts to make the world a kinder place? Outrageous! Intolerable! Making the word a kinder place sounds so… well, kind; nice, beautiful, positive, loving… Is someone really attacking the good? Aren’t we supposed to attack the bad?

By the way, how are those efforts with the better world going? Any positive results? Or don’t you care about results, it’s just intentions that count? Kindness always wins. At least mentioning it wins popularity and moral status to the speaker or writer.

It is not hard to see why Rand appeals to billionaires. She offers them something that is crucial to every successful political movement: a sense of victimhood. She tells them that they are parasitised by the ungrateful poor and oppressed by intrusive, controlling governments.

Rand does not appeal only to billionaries: millionaires find her ideas attractive too; and even productive workers like her ideas. Mainly because they are often parasitised by others (some poor, some not so poor, and almost always with help from governments), and quite tired of it.

The sense of victimhood is a trick that can be deployed by anyone: but some really are victims, for instance of theft of what is legitimately theirs.

I wonder how many would continue to worship at the shrine of Ayn Rand if they knew that towards the end of her life she signed on for both Medicare and social security. She had railed furiously against both programmes, as they represented everything she despised about the intrusive state. Her belief system was no match for the realities of age and ill health.

Well yes: if you have been forced to pay for them, you might at least try to get something back. Some collectivists don’t just want everybody to participate in their dysfunctional associations: they want individualists to pay but not receive anything in exchange. Cool.

By the way, yoy may like and agree with Rand without worshipping at her shrine. I suspect not many do that last part.

… the most devoted member of her inner circle was Alan Greenspan, former head of the US Federal Reserve.

Probably the devotion meter was jammed that day, George.

Once in government, Greenspan applied his guru’s philosophy to the letter, cutting taxes for the rich, repealing the laws constraining banks, refusing to regulate the predatory lending and the derivatives trading which eventually brought the system down.

Greenspan has received plenty of criticism for defending capitalism rhetorically but doing the opposite in reality: a central bank, for instance, is not an institution of capitalism.

What I did not know and find amazing is that Greenspan had the power to cut taxes. The president, congress and senate must also be surprised by this impressive discovery by Monbiot. I’m sure they are about to call him to ask how he did it.

The derivatives trading did not bring the system down: the culprits are the central bank, with money and interest rates manipulations, federal deposit insurance, and faulty regulation and supervision (the usual thing when government does it). Here are Greenspan’s faults: all are state interventions against the free market.

About predatory lending, well… may I say predatory borrowing? Oops, I just did…

Saturated in her philosophy, the new right on both sides of the Atlantic continues to demand the rollback of the state, even as the wreckage of that policy lies all around. The poor go down, the ultra-rich survive and prosper. Ayn Rand would have approved.

We are drowning in ideas of capitalism… who would have noticed! Free market think tanks, close shop! Nothing more to do, here.

And no, George, Rand would not have approved. Specially of your lack of intelligence.


Cosas de Pere Navarro

06/03/2012

Pere Navarro:

La gran preocupación de la mayoría de nuestros ciudadanos hoy en día se centra en la crisis económica y en su situación laboral.

“Nuestros” ciudadanos. Así no resulta extraño que los conozcan tan bien y que hablen en su nombre: son “suyos”.

… resistir a esta extraordinaria crisis sin perder lo que es esencial en sus vidas.

Un trabajo que les reporte unos ingresos dignos, suficientes como para mantener una vivienda y poder seguir haciendo la compra en el supermercado. Un cierto confort y desahogo en su vida. Y unos servicios públicos de calidad que no les generen más incertidumbres, si no que les den la seguridad de que sus hijos recibirán una educación de calidad, que sus familiares serán atendidos con todos los recursos disponibles si caen enfermos y que tendrán una segunda oportunidad si la vida les da un vuelco inesperado.

Los servicios públicos, de presunta calidad, resultan ser esenciales en nuestras vidas, no podemos como ciudadanos siquiera imaginar vivir sin ellos. O con esos mismos servicios, pero privados.

Reclamamos, también, que la distribución de los recursos públicos se produzca de forma justa. Que reciban nuestra atención tanto los que realmente los necesitan como quienes realmente los están pagando, fundamentalmente nuestras clases medias. Y que la contribución a su sostenimiento también sea equitativa.

O sea que lo reciba todo el mundo, porque cualquiera puede necesitarlo sin pagarlo, o pagarlo sin necesitarlo…

La contribución equitativa ¿cómo casa con impuestos progresivos prácticamente confiscatorios? ¿Equitativo no significa igual para todos?

Conscientes de que las causas fundamentales de los déficits públicos de nuestras administraciones son la crisis económica y la extraordinaria caída de los ingresos que está produciendo. Y de que por lo tanto es necesario recuperar un cierto nivel de ingresos, y no solo recortar gastos, para salir del circulo vicioso de déficit, austeridad y recesión, y propiciar medidas de reactivación de nuestra economía si queremos volver a la senda de la creación de empleo. Por esta razón, no solo estamos comprometidos con aumentar los impuestos de forma estructural a los que más puedan aportar, si no también propiciar un trato justo en nuestras relaciones financieras con el resto de España. Un trato que no nos penalice por nuestra mayor capacidad económica o nuestro mayor esfuerzo fiscal.

La orgía de gasto público no es ningún problema: hay que seguir esquilmando a los ciudadanos productivos. Porque si el Estado no gasta, la economía no funciona… Qué malos son los austeros que prefieren decidir ellos mismos en qué gastar (o no) su dinero.

España no puede penalizar a Cataluña por su mayor capacidad económica o su mayor esfuerzo fiscal: pero el gobierno catalán sí puede penalizar a los que más pueden aportar en su territorio. Curioso ¿no?

Pensamos que es una propuesta ambiciosa, que apuesta por compartir la llave de la caja con la Administración central, pero garantizando la última palabra para la Generalitat. Una propuesta justa, que pretende limitar la solidaridad a aquello que es estructuralmente imprescindible…

Algunos ciudadanos catalanes tal vez querrían también compartir la llave de la caja con su gobierno autonómico, pero garantizando la última palabra para ellos mismos; y quizás también quieran la justicia de limitar la solidaridad coactiva a aquello que sea estructuralmente imprescindible.

… la acción unitaria de una gran mayoría de nuestras fuerzas políticas solo puede beneficiar al conjunto de los catalanes y las catalanas.

Seguro que los políticos unidos sólo pueden beneficiar a los ciudadanos, sin duda. Es imposible imaginar que alguno podría preferir que vayan unidos a “beneficiar” a algún otro.


Hipotecas deseables pero imperativas

06/03/2012

Julio Rodríguez López, miembro de Economistas frente a la Crisis:

Solo el 11,8% de los hogares reside en viviendas de alquiler, según la última encuesta de condiciones de vida del Instituto Nacional de Estadística. Dicha circunstancia agrava el problema de los hogares desahuciados, por lo que la política de vivienda estatal debería de canalizar sus energías hacia la creación de un parque de viviendas sociales de alquiler más significativo que el existente. Este último supone solo el 2% del parque de viviendas familiares de España, muy por debajo de las proporciones correspondientes a los países de Europa Occidental.

“Viviendas sociales” en realidad es “viviendas estatales”. Si hay problemas en el mercado del alquiler, debidos al intervencionismo estatal, hagamos una bonita chapuza y colectivicemos aun más la vivienda en propiedad: naturalmente para parecernos más a los países de Europa Occidental, que seguro que ellos lo están haciendo bien en este ámbito.

El cambio deseable de la normativa de ejecuciones de las garantías hipotecarias sobre las viviendas principales debería de llevar a establecer en España un sistema equivalente al concurso de acreedores para los hogares sobreendeudados, y ello para los nuevos préstamos que se concediesen a partir de la entrada en vigor de la nueva normativa.

Dicho sistema llevaría al procedimiento conocido como fresh start, en el que el deudor sin bienes suficientes para pagar y que no ha incurrido en fraude, se le libera de las deudas pendientes, incluso sin consentimiento del acreedor, procedimiento existente en la mayoría de los países del entorno de España. Lo ideal sería que el prestatario moroso que actuó de buena fe no debería de perder su vivienda.

“El cambio deseable” = el cambio que yo deseo.

“Lo ideal sería” = lo ideal para mí sería.

“Debería de” no es equivalente a “Debería”; pero que la gente articule bien esto probablemente es pedir demasiado. No es una errata: el autor lo repite sistemáticamente.

Las reformas a acometer en materia hipotecaria deben de (sic) articularse mediante normas imperativas.

Naturalmente, faltaría más: el Estado debe (sin “de”) legislar e imponer sus condiciones a las partes contratantes de las hipotecas. ¡Cómo vamos a aceptar que pacten libremente las normas que regulen su relación! Hasta ahí podíamos llegar…

Observen además cómo el autor omite cuidadosamente mencionar un efecto que tendrían sus medidas: encarecer y limitar la concesión de créditos hipotecarios.


Cuotas femeninas en la dirección de empresas

06/03/2012

Viviane Reding, comisaria de Justicia y vicepresidenta de la Comisión Europea:

… las empresas con mayor presencia femenina al mando tienen mejores resultados; las mujeres significan negocio.

Y como las empresas son un poco tontas, vamos a imponerles, por su bien naturalmente, cuotas femeninas en los órganos de dirección.

No soy una gran fan de las cuotas, pero me gusta lo que las cuotas consiguen.

Y como a ella le gustan y tiene el poder de imponer sus gustos, los demás, con preferencias posiblemente diferentes, no pueden decir que no.

Así que se está planteando multar a las compañías que no cumplan lo establecido, anular los acuerdos de composición de los consejos, premiar a las compañías que logren una equiparación en sus cúpulas o circunscribir las medidas a las empresas públicas: intervencionismo de género.

Al parecer hay una encuesta europea sobre el apoyo ciudadano a estas cuestiones: casi nueve de cada diez europeos creen que, a igualdad de cualificación, las mujeres deberían estar representadas de forma igualitaria en los puestos de responsabilidad de las empresas. Pues estos ciudadanos tienen una forma no violenta de conseguir sus deseos: compren acciones de empresas y nombren en ellas mujeres directivas; déjense de declaraciones verbales, probablemente realizadas para quedar bien ante los demás y reforzar su estatus moral, y demuestren sus preferencias con su acción y su propio dinero en ámbitos de su legítima competencia.

También parece que el 75% de los ciudadanos apoya la imposición de cuotas si no hay otra forma de garantizar esa igualdad: a ver qué pasa cuando el 75% de los ciudadanos apoye algo que no guste a los gobernantes. ¿Se esconderá el dato cuidadosamente? ¿O se apelará a derechos superiores sobre los cuales la mayoría no puede legislar?


Nacho Vegas quiere el fin del capitalismo

06/03/2012

Según el músico Nacho Vegas:

A veces parece que lo mejor sería que llegara el fin del mundo. Que llegara el fin del capitalismo sería lo ideal.

Pues a mí personalmente en este momento el fin del mundo no me vendría nada bien: vamos que para mí no es lo mejor, y agradecería que mi opinión se tuviera en cuenta, si puede ser.

Y respecto al fin del capitalismo, yo no deseo que mueran miles de millones de personas por acabar con el único sistema (o lo poco que hay de él) capaz de generar y distribuir los recursos necesarios para mantenerlas con vida.


Obesidad y comida basura

06/03/2012

Olivier de Schutter, relator de la ONU para la alimentación:

Tenemos que ser mucho más agresivos frente al sobrepeso y la obesidad, que tienen un efecto enorme, aunque infravalorado.

Como bien comenta a menudo Carlos Rodríguez Braun, ahora van a por los gordos. Y van a por ellos agresivamente.

… permitimos anuncios de comida basura… No es normal que se anuncie comida basura y al mismo tiempo que los Gobiernos sufraguen campañas para hacerle frente.

¡Cómo aceptar que se permita algo así! Casi todo debería estar prohibido por definición…

El uso del término “comida basura” es una completa desvergüenza: se injuria impunemente a ciertos productores de comida; se insulta a quienes la consumen, que parecen no saber discernir lo nutritivo de lo nocivo; y encima se pretende hablar desde una posición de superioridad intelectual y moral.

Los que realizan anuncios para promover sus productos con su propio dinero suelen ser empresas privadas. Los que organizan campañas de oposición a estos productos suelen ser gobiernos, con dinero ajeno, lanzados a sus múltiples cruzadas morales.

Lo que sabemos es que si sube el 1% el precio de los refrescos, el consumo desciende un 10%.

¿Cómo lo sabemos? ¿Alguna referencia? Números tan redondos y un efecto tan grande sugieren datos inventados con total descaro.

Es escandaloso que en México sea más accesible la Coca-Cola que el agua potable.

Coca-Cola: empresa privada, bien privado. Agua potable: imaginen.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25 seguidores