Recomendaciones

28/11/2010

¿Tumbará España a toda Europa?, de Gabriel Calzada

Failed Fed, by Donald J. Boudreaux

Macroeconomics, Circa 1970, by Arnold Kling

Africa Needs Growth, Not Pity and Big Plans, by Matt Ridley

La funesta adicción a la deuda, de Joaquim Muns


Basura selecta

27/11/2010

La alternativa republicana, de José Luis Centella, secretario general del PCE

The Instability of Moderation, by Paul Krugman

¿Demasiadas renovables o demasiado pocas?, de Domingo Jiménez Beltrán y Joaquín Nieto, patronos fundadores de la Fundación Renovables

La enfermedad alemana, de Juan Urrutia

Opio del pueblo, de Manuel Rivas

Las teorías de Keynes, que inspiraron el New Deal del presidente Roosevelt (el tío Franklin), ayudaron a salir de la Gran Depresión que siguió al crack de 1929 y a poner en Occidente los cimientos de la sociedad del bienestar, el mayor esfuerzo igualitario en un marco de libertad. Conviene no olvidar que al tío Franklin le llamaron de todo, como a Obama, incluido “cerdo comunista”. En realidad, el Tea Party es muy antiguo: la “hiel sempiterna”, que diría Luis Cernuda.

Y al tío Keynes tampoco pararon de darle la vara los fanáticos del money o monetaristas, empezando por el pelma de Von Hayek. En su día, Keynes tuvo que recordarles que en el planeta Tierra existía una curiosa especie, la humana, capaz de ser solidaria y de controlar los instintos depredadores. El keynesianismo es sinónimo de prosperidad y humanismo. Por el contrario, cada vez que se han aplicado literalmente las teorías de Von Hayek lo que ha quedado detrás es una estela de destrozos, desigualdad social e inseguridad. Véase el mea culpa de los ex jefes del FMI que, con sus cómplices interiores, hundieron a Argentina en 2001.

Lo asombroso es que los depredadores vuelven a las andadas, esta vez para arrasar a Europa. Son muy ingenuos los que piensan que la caza se limitará a la periferia. Si cae España, irán a por Francia… De Keynes ya solo se habla para recordar una frase: “A largo plazo todos estaremos muertos”. En este totalitarismo transgénico, se busca que no haya lugar para la semilla solidaria ni una oportunidad más para el polen de un socialismo democrático. Curioso liberalismo este de medicamento único y obligatorio, donde ya nadie se atreve a hablar de mayor fiscalidad e inversión pública. Sí, este capitalismo fúnebre se ha cargado al viejo Keynes, pero nos queda el fútbol, tíos. ¡Me voy a poner morado de opio del pueblo!


Basura selecta

26/11/2010

Una viguesa se proclama dueña del Sol

Juegos de bolsa, de Ignacio Escolar

¿Qué pasa en Irlanda y en los otros PIGS, incluida España, de Vicenç Navarro

Persistencia en el error ante la evolución de la crisis, de Carlos Berzosa

The Retreat of Macroeconomic Policy, by J. Bradford DeLong


Producción, preservación e intercambio de valor: el dinero

26/11/2010

Artículo en Instituto Juan de Mariana.


Recomendaciones

26/11/2010

Thoughts on QE2, by Robert Barro

Elite Fertility Falls, by Robin Hanson

The Return of Stagflation, by Alvaro Vargas Llosa

Nassim Taleb looks at what will break, and what won’t

Tres riesgos para 2011, de Warren Graham


Basura selecta

25/11/2010

Viñeta de Forges

La Europa del sálvese quien pueda, de Marco Schwartz

La potencia del pensamiento único, de Jorge Calero, catedrático de Economía Aplicada

CiU, PP e Irlanda, de Vicenç Navarro

Cambio Climático. Playa de Cancún, Caribe: COP 16, de Antonio Ruiz de Elvira

Hay un modelo económico alternativo, que estoy desarrollando. (¿Un físico, haciendo un modelo económico?: Pues sí, la economía no es muy distinta de un gas de partículas interactuantes, de manera que puedo hacer un modelo económico). Es un modelo dinámico, lejos del equilibrio, sin optimización y con múltiples interacciones entre agentes semi-racionales. Como es un modelo de no equilibrio, dinámico y fluido, se pueden, dentro de él,  diseñar políticas para el futuro e irlas corrigiendo minuto a minuto, sin crashes ni crisis.

En este modelo la substitución de los combustibles (energía solar fósil) por energía solar actual no solo es posible, sino que genera riqueza y elimina el desempleo, de una forma suave, sin sobresaltos ni rupturas.


Recomendaciones

24/11/2010

Rare Earth Ruckus, by Ronald Bailey

El ‘precio’ de sus señorías, de John Müller

Loco Over Four Loko, by Jacob Sullum

The Laws of Economics Do Not Stop at Borders and Do Not Face an Expiration Date, by Peter Boettke

Tug-O-War Is Not Charity, by Robin Hanson


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25 seguidores